Mundo
Su esposo descubrió la aventura a través de las facturas que llegaron a su nombre en vez del de su mujer.

Una mujer demandó a una empresa telefónica por "revelarle" una infidelidad a su esposo

Por UNO

Una canadiense presentó una demanda contra una empresa telefónica porque su esposo descubrió quemantenía una aventura gracias a las facturas de su teléfono celular.

Gabriella Nagy demanda a la compañía telefónica Rogers Wireless 600.000 dólares canadienses

al entender que la compañía violó su contrato al enviar a su marido la factura en vez de a ella

según reveló hoy el periódico

The Toronto Star.

En junio de 2007, el esposo de Nagy hizo un cambio en su cuenta con Rogers y la empresa

añadió las facturas del teléfono móvil de su mujer sin advertirla sobre la modificación.

Poco después, el esposo recibió una factura detallada de la cuenta que incluía las llamadas

realizadas por Nagy. Tras percatarse de que su mujer mantenía de forma regular largas

conversaciones con un número en particular, el esposo llamó a ese teléfono y descubrió la

infidelidad.

El hombre, cuyo nombre no ha sido revelado, abandonó de forma inmediata a su esposa y sus dos

hijos sin revelar cómo había descubierto la relación extramatrimonial.

En su demanda, Nagy señala que "el esposo utilizó la información que anteriormente había sido

privada y confidencial que el demandado de forma unilateral reveló al esposo para investigar sobre

las personas a las que la demandante telefoneaba y la naturaleza de esas llamadas".

La demanda explica que Rogers cambió de forma unilateral el contrato con Nagy al modificar

las facturas que estaban originalmente con su nombre de soltera para mandarlas bajo el apellido de

su esposo, indicó

minutouno.com.

Dejá tu comentario