Diario Uno > Mundo

También rompió el protocolo

Angela Merkel se ha saltado el protocolo durante el encuentro que este martes ha tenido el papa Francisco, al terminar su misa de inauguración, con las delegaciones extranjeras presentes en la plaza de San Pedro. La canciller alemana ha sido fiel a su manera de vestir y ha acudido con un traje oscuro de pantalón, cuando las normas indican que las mujeres deben llevar en estas ocasiones falda por debajo de la rodilla y la cabeza cubierta con un velo. La norma es obligatoria para las católicas aunque por respeto a la tradición es habitual que quienes no lo son también la sigan. Merkel ha hecho valer su condición de protestante. El Vaticano es últimamente más tolerante en la ausencia de velo

A los hombres se les exige frac o traje negro y a los militares, uniforme de gala.

Te puede interesar...

Solo color blanco les está permitido usar a las reinas católicas. En esta ocasión han sido Paola de Bélgica y la Gran Duquesa María Teresa de Luxemburgo quienes han hecho uso de este privilegio y han lucido en la misa un traje de este color con una mantilla a juego. La reina Sofía también se suma a este protocolo cuando acude al Vaticano, incluyendo además una peineta para colocarse el velo.

Letizia ha cumplido con todas las reglas. Traje negro, falda por debajo de la rodilla y mantilla negra, pero ha prescindido de la peineta. El príncipe Felipe ha elegido el uniforme de gala del Ejército de Tierra, el mismo que llevó el día de su boda, que ha complementado con una de las condecoraciones más valiosas que posee, el Toisón de Oro que le concedió su padre, el Rey.

Cristina Fernández, presidenta de Argentina, optó por cubrirse con un pequeño sombrero. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff sí cumplió con el protocolo en lo que al negro se refiere pero llevó la cabeza al aire, es de origen judío.