Diario Uno > Mundo

Scola, el Papa equivocado

Los obispos italianos estaban tan convencidos de que uno de los suyos se convertiría en Papa que enviaron a los medios un mensaje de felicitación dando las gracias a Dios por la elección de un prelado de Milán.

El problema fue que el nuevo Papa había sido nombrado y era el cardenal argentino Jorge Bergoglio.

Te puede interesar...

El secretario general de la conferencia italiana, monseñor Mariano Crociata, expresó "júbilo y agradecimiento" a Dios por la elección del cardenal Angelo Scola de Milán en un comunicado enviado a periodistas a las 20:23 hora local del miércoles por la noche.

Unos 10 minutos antes, Bergoglio había hecho su primera aparición ante la multitud reunida en la Plaza de San Pedro.

A las 21:08, la conferencia de obispos italianos envió otro comunicado dando gracias a Dios por la elección del Papa, pero esta vez con el nombre correcto.

En los días anteriores al cónclave secreto, muchos periódicos italianos promovieron abiertamente a Scola como el próximo Papa.

Los diarios -y la conferencia de obispos- parecieron haber pasado por alto la advertencia contenida en un tradicional dicho italiano que afirma que los favoritos en un cónclave papal normalmente son decepcionados.

"El que entra a un cónclave como Papa, sale como cardenal", sostiene el dicho. Tal vez nunca fue más cierto en la era moderna que en el cónclave que eligió a Bergoglio en lugar de al favorito italiano Scola.