Diario Uno > Mundo

Michelle Obama posa otra vez para Annie Leibovitz y Vogue

"El estrés y las presiones de lidiar con la vida en la Casa Blanca son tan reales, que preferimos pasar nuestro tiempo libre con nuestras hijas". Así de tajante es la primera dama estadounidense al referirse a los continuos comentarios que persiguen a su familia en cuanto a que ella y Barack Obama no hacen suficiente vida social en Washington, que es lo que se espera de una pareja presidencial. Michelle Obama ha hablado decididamente con la revista Vogue, que por segunda vez ha decidido ceder su portada a la mujer del hombre más poderoso del mundo.

"Nuestro trabajo, antes que todo, es asegurarnos de que nuestra familia está completa. Ya sabes, tenemos niñas pequeñas; ellas están creciendo cada día. Pero creo que nos hemos mantenido firmes a lo que nos propusimos desde el principio: 'Nuestra prioridad número uno es asegurarnos de que la familia se mantenga íntegra'". Así ha hablado la primera dama de sus hijas, Sasha y Malia, que tienen ya 11 y 14 años respectivamente.

Te puede interesar...

La edición de abril de la versión estadounidense de Vogue saldrá a la venta el próximo 26 de marzo, pero la web de la revista ya ha colgado el texto completo. La extensa entrevista de la primera dama fue concedida en enero, poco después de que su marido comenzara su segundo mandato.

Se trata de la segunda vez que Michelle Obama aparece en la portada de una de las cabeceras de moda más importantes del mundo, cuatro años después de que, en marzo de 2009, realizara su estreno en esta publicación. En la imagen de portada, la primera dama luce un conjunto de Reed Krafoff, el diseñador por el que optó con una chaqueta azul durante la ceremonia privada de juramento de enero en la Casa Blanca, previa a la investidura de su marido.

Una vez más ha sido la fotógrafa Annie Leibovitz la encargada de retratar a la mujer del presidente, quien, no obstante, rechazó "ser parte de una de las sesiones creativas" que caracterizan a la artista, habitualmente con estrellas de Hollywood como protagonistas.

La portada de Vogue se resistió a todas las primeras damas hasta que Hillary Clinton llegó a la Casa Blanca junto a su marido, con lo que la fotografía de Michelle fue la segunda de una mujer de presidente en la historia de la revista. Anna Wintour, editora jefe de la revista Vogue, y desde esta semana, directora creativa de su editora, Conde Nast, fue una de las principales contribuyentes a la campaña de reelección de Obama.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
Primera tapa de Vogue en la que apareció Michelle Obama.
Primera tapa de Vogue en la que apareció Michelle Obama.