Diario Uno Mundo

Los reclamos se basan en los gastos del Mundial 2014. Dilma Rousseff, que prometió escuchar a los manifestantes tras un día de históricas protestas en todo el país, viajó a la ciudad.

Más de 10.000 manifestantes marcharon en Sao Paulo e intentan tomar una alcaldía

Por UNO

Más de 10.000 personas marcharon el martes hasta la alcaldía de Sao Paulo para expresar su indignación por los gastos del Mundial 2014, y la presidenta Dilma Rousseff, que prometió escuchar a los manifestantes tras un día de históricas protestas en todo el país, viajó a la ciudad.

La mandataria viajó a Sao Paulo este martes para reunirse con su padrino político, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010). Según el diario Folha de Sao Paulo, ambos se encontrarán con el alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad -también del izquierdista Partido de los Trabajadores- en el aeropuerto de Congonhas para discutir una rebaja del boleto de bus, metro y tren en la ciudad, reivindicación que desató el movimiento de protesta en Brasil.

Seguir leyendo

Rousseff se comprometió a escuchar a los manifestantes luego de que más de 250.000 de brasileños salieran a las calles el lunes contra el alza del transporte y los altos costes del Mundial, en momentos en que se celebra en seis ciudades de Brasil su ensayo general, la Copa Confederaciones.

"Este mensaje directo de las calles es de repudio a la corrupción y al uso indebido del dinero público", afirmó la mandataria, que ha despedido de su gobierno a siete ministros acusados de desvío de dineros públicos.

Porto Alegre, Recife y otras capitales estatales brasileñas anunciaron este martes reducciones en el precio del transporte público tras las multitudinarias protestas.