Diario Uno > Mundo > Francia

Las calles de Francia desoladas después del toque de queda

Tanto en la capital francesa como en todo el país galo, rige el toque de queda dispuesto por las autoridades luego del aumento de casos por el coronavirus

Las calles de Francia desoladas después del toque de queda. París quedó silenciosa y sus calles, vacías, con negocios, restaurantes y barres cerrados, a raíz del toque de queda que comenzó a regir anoche a partir de las 21 tras el aumento de casos de coronavirus en Francia, que anteayer batió el récord de 32.000 contagios en un día y ayer orilló los 30.000.

Ante la imparable segunda ola de coronavirus, el Gobierno del presidente Emmanuel Macron decretó el miércoles pasado una nueva emergencia sanitaria para todo el país.

Te puede interesar...

Se trata de segunda emergencia sanitaria desde el inicio de la pandemia, la primera fue entre el 17 de marzo y el 11 de mayo, cuando el Gobierno impuso el confinamiento.

En esta ocasión, la medida principal es el toque de queda nocturno, de 21 a 6 durante cuatro semanas, en las nueve ciudades más afectadas, entre ellas, la capital francesa.

París no conocía un toque de queda desde 1961, año en que, durante la guerra de Argelia, el Ejecutivo lo decretó para los trabajadores musulmanes argelinos.

Las autoridades desplegaron un refuerzo de 1.350 policías y gendarmes para hacer aplicar el nuevo dispositivo en París y su periferia inmediata, pero anoche no hubo infractores ni multas.

Los locales de comida para llevar eran los únicos abiertos y por las calles circulan casi exclusivamente las motos y bicicletas de los repartidores y los colectivos nocturnos, en su mayoría casi vacíos.

Además de París, el toque de queda concierne las ciudades de Lyon (centro este), Lille (norte), Toulouse (suroeste), Montpellier (sur), Saint-Etienne (centro), Aix-Marseille (sur), Ruan (norte) y Grenoble (sureste).

Francia registró en las últimas 24 horas 29.837 nuevos casos, con lo que el total de las infecciones detectadas en el país en lo que va de la pandemia se eleva a 897.034, consta del último balance de la agencia sanitaria francesa Santé Publique, citada por la agencia de noticias Sputnik.

Los decesos, en tanto, suman 33.477, con 85 contabilizados