Diario Uno > Mundo > Profesor

La historia detrás del profesor que murió en el hospital corrigiendo evaluaciones hasta último momento

Sandra, hija de Alejandro Navarro, un profesor que murió internado y corrigió pruebas hasta el último suspiro, publicó la historia con un emotivo mensaje

La hija de un profesor compartió la historia en su cuenta de Facebook y rápidamente se viralizó. Alejandro Navarro, el hombre protagonista de la foto, murió por problemas cardíacos en un hospital de Texas, Estados Unidos.

Te puede interesar...

El 17 de diciembre la publicó en sus redes sociales y contó la historia. Cuando él se enteró que iba a ser internado, lo primero que cargó fue su computadora, para poder terminar de corregir las evaluaciones de los estudiantes de la escuela de San Felipe del Río en la que daba clases.

"Los médicos venían a verlo. Le estaban haciendo pruebas, le decían que tenía que decidir qué quería en caso de que su corazón se detuviera: RCP e intubación o irse en paz", relata Sandra. "Respondía a estas preguntas y seguía con sus evaluaciones", agrega en la publicación.

profesor murio coronavirus 1.jpg
La historia del profesor que murió en el hispital corrigiendo las evaluaciones de los alumnos

La historia del profesor que murió en el hispital corrigiendo las evaluaciones de los alumnos

"La última vez que lo vi fue el lunes y pasó trabajando las dos horas que estuve. Ojalá hubiera cerrado su notebook y disfrutado sus últimos momentos", se lamentó también como hija aunque no sin destacar la labor de docente de su padre.

"Dedican tantas horas extras, horas que muchos no se dan cuenta. Incluso durante una pandemia, incluso durante una crisis de salud, los profesores se preocupan por cumplir sus funciones", agregó haciendo que con la publicación se sintieran identificados millones de docentes en el mundo.

Alejandro tenía la salud muy deteriorada y sabía lo que se venía pero no dejó de lado su amor y compromiso por la profesión hasta el último minuto.

Así murió, en esa cama de hospital, con la computadora en la falda, corrigiendo evaluaciones.

"Si estás casado con uno (docente), ayudalos a establecer límites, si eres la hija / hijo de uno, no dejés que trabajen una vez que estén en casa. Sé amable con tus maestros", pidió.

Y dejó por último un mensaje a los docentes: "Profesores no normalicemos el trabajo después de horas, no normalicemos quedarse en el trabajo hasta tarde. Eres reemplazable en el trabajo. No eres reemplazable en casa".