Mundo
Benedicto XVI envió cuatro agentes para ese fin. Además, le aceptó la renuncia al obispo irlandés involucrado en este tipo de delitos.

El Papa inició una inspección en la Iglesia irlandesa por los casos de curas pedófilos

Por UNO

El papa Benedicto XVI aceptó este lunes la renuncia de obispo irlandés de Benin City (Nigeria),Richard Anthony Burke, acusado de haber abusado de una menor y anunció que enviará una comisión

para reorganizar la iglesia de Irlanda tras los escándalos de pedofilia.

El obispo irlandés Burke renunció tras haber reconocido que mantuvo relaciones sexuales con

una joven en la década de los 80, aunque aseguró que era mayor edad de edad cuando ocurrieron los

hechos, en un carta enviada a la revista Irish Catholic.

Benedicto XVI inició hace dos meses la reestructuración de la Iglesia irlandesa tras los

escándalos que estallaron a inicios del año en ese país y que provocaron en marzo la primera carta

pública de disculpas de un pontífice.

Las denuncias contra sacerdotes pedófilos fueron por décadas ocultadas por la jerarquía de la

Iglesia de Irlanda, hasta que dos informes oficiales confirmaron numerosos abusos sexuales

cometidos por sacerdotes contra niños.

El Papa decidió enviar "cuatro visitadores apostólicos", es decir inspectores a Irlanda con

el fin de ayudar a la Iglesia local, en particular a las diócesis más afectadas por los escándalos:

Armagh, Dublín, Cashel y Emly.

Los inspectores deberán analizar la situación frente "a los trágicos casos de abusos

cometidos con menores por sacerdotes y religiosos", subraya en un comunicado oficial de la Santa

Sede.

Los inspectores, dos cardenales, -uno británico y el otro estadounidense-, y dos arzobispos

irlandeses, examinarán "los casos de abusos, prestarán asistencia a las víctimas y verificarán la

eficacia de las medidas adoptadas de prevención", precisa la nota.

Dejá tu comentario