Mundo
El lema "Argentina palpita junto a ti", junto al escudo y la bandera argentina cubrieron durante 4 minutos el imponente anfiteatro de la época del imperio romano.

El Coliseo romano inició el 25 de mayo proyectando imágenes argentinas

Por UNO

ROMA, 24 mayo (AFP-NA) - Una serie de imágenes de Argentina fueron proyectadas este lunes amedianoche en el Coliseo de Roma para conmemorar los 200 años de la revolución libertadora que

condujo a la independencia de Argentina.

El espectáculo, que duró unos cuatro minutos, fue programado justo a medianoche, hora local,

con ocasión de los festejos por el Bicentenario y en el instante en que se cumplen los dos siglos

de la Revolución del 25 de Mayo de 1810.

Entre las imágenes que cubrieron el imponente anfiteatro de la época del Imperio Romano

figuraban el escudo y la bandera argentina.

El lema "Argentina palpita junto a ti" cubrió también el célebre monumento romano que fue

apagado para la ocasión. A la original iniciativa asistió un grupo de personas, entre ellos varios

argentinos y periodistas.

El 25 de mayo se celebra el primer grito de libertad para independizarse de la corona

española, lo que abrió el camino a la liberación de Chile y Perú, hasta que el 9 de julio de 1816

se

declaró la independencia de Argentina.

Se trata de la primera vez que el anfiteatro romano es empleado para proyectar imágenes del

país sudamericano, en el que residen millones de oriundos italianos.

La iniciativa fue realizada con la colaboración de la alcaldía de Roma y el ministerio de

Relaciones Exteriores italiano.

En 1810 se iniciaron en varios países de América movimientos emancipadores que motivaron,

además, la búsqueda de una identidad, primero nacional y luego regional tras largos años de

dominación.  Cronológicamente, las revueltas contra la Corona Española comenzaron en Caracas

en el mes de abril, luego Buenos Aires en mayo, en Santa Fe de Bogotá y La Paz en julio, Quito en

agosto, en Santiago de Chile y en Dolores Guanajuato (México), en el mes de septiembre.

Dejá tu comentario