Diario Uno > Mundo

Diario británico habló de "vestigio colonial" en las Malvinas

Un columnista del diario británico The Guardian advirtió que no hay "libre determinación" en las Islas Malvinas, sino "un vestigio colonial".

"La negativa británica a negociar con una Argentina democrática, cuando no tenía problema alguno para entablar conversaciones con los dictadores del país, no tiene apoyo significativo en la comunidad internacional: mucho menos en América Latina, que vive un boom desde hace una década, mientras que las economías de Gran Bretaña y Europa están estancadas", señaló el columnista Seumas Milne.

Te puede interesar...

Para el periodista, "la votación (en Malvinas) tenía un resultado más que predecible y estuvo diseñada para eludir la disputa de Gran Bretaña con Argentina sobre las islas, que comenzó hace 180 años, cuando una de las cañoneras de Lord Palmerston se apoderó de ellas, expulsando a la administración argentina".

"¿Qué otro resultado podría concebirse (para el reférendum) si el futuro de las Islas se deja en manos de la minúscula población de colonos, la mayoría de los cuales no nació allí, pero están subsidiados a razón de 44.856 libras esterlinas per cápita para mantenerlos al estilo retro Rhodesiano al que están acostumbrados?", subrayó en la editorial.

También, remarcó que "durante años, se exploraron alternativas para llegar a un acuerdo, incluyendo la soberanía compartida, administración conjunta y retroarriendo".  "Una solución negociada redundará en el interés de Gran Bretaña, Argentina y los isleños. Cuanto antes se termine con el cuento del traje nuevo del emperador que se fabula sobre las Falklands, mejor para todos", aseguró el periodista en The  Guardian.

La columna se conoció días después de que la administración de las Islas llevara a cabo un referéndum para que los habitantes expresaran su deseo de mantenerse o no dentro del territorio británico.

Esa opción obtuvo un amplio respaldo, pero el resultado no fue reconocido por el gobierno argentino ni por la comunidad  internacional, ya que no contó con el aval de Naciones Unidas.

Fuente: NA