Diario Uno > Mundo > Prisión

Coronavirus en China: condenaron a prisión a una periodista que informó su propagación

Una periodista china que viajó desde Shanghái a Wuhan al inicio de la pandemia, fue condenada a cuatro años de prisión por informar del brote de coronavirus

Una periodista china que informó sobre el brote de coronavirus en la ciudad de Wuhan, donde se detectaron los primeros casos de la infección, fue condenada a cuatro años de cárcel por "buscar disputas y provocar problemas", recogió la agencia Reuters, citando a un abogado de la mujer identificada como Zhang Zhan.

Zhang, una ex abogada de 37 años, llegó a Wuhan desde Shanghái el 1 de febrero. Desde allí, publicó en YouTube videos de comentarios de los residentes locales, y grabó imágenes del Instituto de Virología de Wuhan, así como la situación en hospitales y estaciones de tren, señaló Reuters.

Te puede interesar...

En mayo, Zhang fue detenida y a finales de junio empezó una huelga de hambre, a lo que sus abogados señalaron que agentes de Policía trataron de alimentarla a la fuerza a través de un tubo.

Las acusaciones contra ella fueron presentadas en noviembre. De acuerdo con las autoridades, Zhang envió "información falsa a través de texto, video y otros medios a través de WeChat, Twitter y YouTube", señaló la BBC.

El acta de acusación de la periodista, citada por la CNN, indicó que "publicó una gran cantidad de información falsa" y concedió entrevistas a medios extranjeros para "agitar maliciosamente la situación epidémica por el Covid-19 de Wuhan".

Durante el encarcelamiento, su estado empeoró y en diciembre tenía dolores de cabeza y de estómago, infección de garganta, vértigo y presión arterial baja.

El letrado Ren Quanniu declaró que "probablemente apelarán" la decisión de la corte. Antes del juicio, Ren afirmó que su cliente cree que "está siendo perseguida por ejercer su libertad de expresión".

Usó titulares "incendiarios" para sus textos

Un artículo de opinión de Global Times, señaló que Zhang ya fue detenida anteriormente. Esto ocurrió en octubre del 2019, en medio de las protestas en Hong Kong, que la mujer apoyaba. Cabe recordar que se llevaron a cabo a raíz de un proyecto de ley que permitiría la extradición de sospechosos desde el territorio autónomo para poder ser juzgados en la China continental y Taiwán.

Cuatro años de prisión a la periodista que cubrió el inicio del brote de covid-19 en Wuhan

Respecto a su trabajo en Wuhan, el autor de la publicación, Hu Xijin, afirmó, citando a unos reportes, que la periodista usó "unos titulares incendiarios" para sus textos, como "¿Tienen el Gobierno y el país alguna importancia cuando el derecho más básico a la vida no puede ser garantizado?" o "¿Qué es más importante, vida o poder?", aunque agregó que no pudo verificarlos.

Asimismo, escribió que había visto un video titulado 'Las consecuencias de la prevención autoritaria de la epidemia continúan apareciendo', que Zhang publicó el pasado 13 de mayo en YouTube. "En este video principalmente acusa a los policías en lugares públicos de hacerla sentir 'fuertemente oprimida'", indicó.

La ONU, la UE y EE.UU. exigen la liberación de Zhang

Desde la oficina de Derechos Humanos de la ONU comentaron la sentencia y exigieron liberar a Zhang.

"Planteamos su caso con las autoridades a lo largo del 2020 como un ejemplo de la represión excesiva de libertad de expresión relacionada con el Covid-19 y continuamos pidiendo su liberación", indicó un tuit.

A su vez, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, declaró que su país condena enérgicamente la falsa acusación contra la mujer y exige liberarla "inmediata e incondicionalmente".

"El Partido Comunista de China ha mostrado una vez más que hará lo que sea necesario para silenciar a quienes cuestionan la línea oficial del Partido, incluso respecto a la información crucial sobre la salud pública", afirmó.

Peter Stano, vocero de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, también reclamó la liberación de Zhang.

"De acuerdo con fuentes creíbles, la señora Zhang ha estado sujeta a tortura y maltrato durante su detención y su estado de salud se ha deteriorado. Es crucial que reciba asistencia médica adecuada", enfatizó.

En ese contexto, Reuters indicó que varios otros periodistas ciudadanos desaparecieron en China sin razones evidentes, entre ellos Fang Bin, Chen Qiushi y Li Zehua. Li apareció luego en YouTube y afirmó que fue puesto en cuarentena forzada, mientras que un amigo de Chen señaló que está bajo vigilancia, mientras que se indicó que el paradero de Fang se desconoce.