Diario Uno > Mundo

Conservadores ingleses pidieron más presencia militar en Malvinas

El periódico británico Financial Times publicó

hoy un artículo escrito por los periodistas Alex Barker, Miles Johnson y Jude Webber, en el que

Te puede interesar...

expresa que los conservadores de ese país le solicitaron al primer ministro británico que envíe

buques de guerra para reforzar la zona marítima en el archipiélago.

Gordon Brown, primer ministro británico, recibió pedidos para que fortalezca las fuerzas

navales que defienden las Islas Malvinas, después de que Argentina intensificó su retórica en la

prolongada disputa por la soberanía.

En un esfuerzo por hacer difícil la vida de las compañías británicas que se preparan para

perforar en aguas que rodean las islas, la Argentina impuso nuevas restricciones para el tránsito

de buques por las rutas que van desde sus puertos hasta el territorio.

Sin embargo, los grupos petroleros y diplomáticos sostienen que los cambios no afectarán en

gran medida los planes de perforación, dado que no se espera que buques o provisiones deban

atravesar aguas argentinas.

Los conservadores del Reino Unido le pidieron a Brown que despliegue más buques de guerra en

la región para que "no queden dudas" sobre la determinación británica de explorar.

William Hague, secretario de relaciones exteriores, señaló: "Debería quedar muy claro que la

búsqueda legítima de petróleo en las aguas de las Islas Malvinas no se verá afectada por amenazas

injustificadas o la interferencia de Argentina".

Brown está ansioso por asegurarse de que la disputa no se intensificará, pero sentenció que

la perforación se llevará a cabo de todos modos.

"No se trata de tener una pelea con Argentina", dijo un diplomático británico.

"Queremos que la perforación siga adelante, y mantener una buena y constructiva relación con

la Argentina," agregó.

Los analistas consideran al decreto de la presidenta Cristina Fernández como una amenaza por

la perforación, lo que provocó un ferviente entusiasmo en Argentina por un posible torrente de "oro

negro".

Victorio Taccetti, el vicecanciller argentino, señaló que la medida "eleva el nivel" de

autorización necesaria y que impedirá la exploración porque "cuanto más lejos tengan que ir para

obtener provisiones, más difícil y costosa será" la exploración de hidrocarburos.

Sin embargo, Desire Petroleum, que está coordinando el programa, señaló que la medida no

tendrá impacto sobre los planes para que la plataforma petrolífera ingrese a aguas de Las Malvinas

el viernes y comience la perforación.

Argentina prometió multar o revocar licencias de cualquier compañía que participe de la

exploración o del abastecimiento de servicios de apoyo. Pero en términos prácticos, "no hay nada

que pueda hacer la Argentina para detener la perforación", señaló Richard Rose, analista de Oriel

Securities, brokers que trabajan para Falkland Oil and Gas.