Diario Uno > Mundo

UNO en Chile: "El alerta de tsunami causó terror"

CONCEPCIÓN– Pánico, desconcierto y desesperación. Corridas, llantos, gritos y una cantidad de

sensaciones difíciles de contar con palabras se mezclaron ayer entre la gente de esta ciudad.

Mientras el pueblo mejoraba el ánimo con el restablecimiento parcial de algunos servicios cortados

desde el sábado, a las 14.44 se produjo una fuerte réplica del terremoto del sábado que hizo temer

lo peor en la capital de la VIII Región chilena.

Apenas se produjo el movimiento, quienes estaban en las calles se lanzaron a la caza de

provisiones, escasas desde la trágica madrugada. Hasta la gran mayoría de automóviles frenaron la

marcha mientras se movían los edificios y los peatones miraban atónitos.

Sin embargo, la peor parte de la tarde llegaría un rato más tarde, cuando se filtró a algunos

medios de comunicación que había dependencias oficiales que barajaban la posibilidad de un tsunami.

En ese momento Diario UNO accedió en una estación de Bomberos de Concepción al testimonio de

uno de los oficiales que recibieron la alerta por parte del jefe de esa división de las fuerzas de

seguridad apostado en Talcahuano, una localidad costera cercana a la capital de la región del Bio

Bío.

"Lo que tenemos oficialmente es que el mar se retiró varios metros de la costa, no quiere

decir que vaya a haber un tsunami pero es para que los bomberos estemos alertas", dijo la fuente

consultada por este diario en un cuartel de bomberos del centro de Concepción tras escuchar al jefe

desde Talcahuano. Algunos medios radiales difundieron esta alerta y la población entró en pánico.

La consigna era llegar cuanto antes al cerro Caracol, ubicado al oeste del centro.

En pocos minutos las veredas se colmaron de personas dirigiéndose hacia ese sitio caminando y

en bicicleta, mientras las calles colapsaron por la cantidad de vehículos que circularon a toda

velocidad en busca de lugares más altos que el centro. Finalmente la alerta fue desmentida por

fuentes oficiales y los carabineros salieron a las calles a comunicarla en directo frente a la

gente, mientras los medios empezaron a confirmar que se trataba de una falsa alarma.

De todos modos en los pobladores de esta ciudad caló hondo la falta de comunicación del

tsunami letal que sucedió al terremoto del sábado a la madrugada por parte de las autoridades,

cuando cada vez está más claro que los altos mandos de las Fuerzas Armadas estaban al tanto de la

alerta; incluso hay una fuerte polémica instalada en la cúspide del poder sobre si se informó o no

a la presidenta Michelle Bachelet.

Tal vez la desconfianza en las comunicaciones oficiales fue determinante de que a pesar de

que los carabineros gritaran a los cuatro vientos "falsa alarma", la gente siguiera a paso rápido

hacia los sitios más altos.

Muchos directamente se quedaron en el parque Ecuador, una instancia previa sobre el nivel de

la ciudad al cerro Caracol. Allí, por otra parte, todavía quedan algunas familias acampando. Al día

siguiente del terremoto fueron cientos las que decidieron pasar una o dos noches en ese lugar, al

aire libre, sin la amenaza de grandes edificios en las inmediaciones y a mínima distancia del lugar

más alto de la ciudad por si los movimientos sísmicos alteran al mar.

Aquí recién ayer comenzó a restablecerse el servicio eléctrico en algunas porciones mínimas

de la ciudad, al igual que el agua potable.

 Embed      
La policía militarizada vigila desde las ruinas de un edificio que ayer tembló incesantemente a causa de las réplicas del terremoto.
La policía militarizada vigila desde las ruinas de un edificio que ayer tembló incesantemente a causa de las réplicas del terremoto.

Te puede interesar...