Diario Uno > Mundo

Bolivia demandará a Chile por la salida al mar

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este sábado que en los próximos días demandará a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para recuperar su cualidad marítima, que perdió en una guerra a fines del siglo XIX.

“He decidido que en los próximos días una comisión viaje a La Haya a presentar la demanda para retornar al mar con soberanía", dijo Morales durante los actos del Día del Mar, que conmemoran la pérdida del departamento del Litoral a causa de la Guerra del Pacífico (1879-1883) contra Chile y la defensa del poblado de Calama al inicio del conflicto.

Te puede interesar...

Bolivia reclama recuperar parte de los 400 kilómetros de costa que perdió durante la guerra, algo que Chile rechaza afirmando que ambos países firmaron en 1904 el Tratado de Paz.

"Bolivia ratifica su inquebrantable decisión de volver al océano Pacifico con soberanía. La reivindicación marítima es un derecho irrenunciable e imprescriptible del pueblo boliviano",dijo Morales durante su discurso.

Con la decisión boliviana, Chile enfrentará su segunda demanda ante la Corte de La Haya, después de la que presentó Perú en enero de 2008 sobre límites marítimos, cuyo fallo se espera para el primer semestre de este año.

El ejecutivo decidió "iniciar las acciones legales ante los tribunales internacionales para resolver las controversias internacionales con Chile, a través de los mecanismos de arreglos pacíficos", agregó el mandatario.

Morales criticó durante el acto a su par chileno, Sebastián Piñera, por sus contradicciones a la hora de abordar el tema del mar y las relaciones bilaterales.

Según el gobernante boliviano, Piñera "incurrió en contradicciones" al expresar en distintos foros y organizaciones internacionales opiniones diferentes sobre cómo resolver el reclamo de Bolivia.

"El gobierno de Chile no ha tenido la capacidad de mostrar coherencia ante la posición de Bolivia sobre el tema marítimo, incurriendo en contradicciones", apuntó.

La semana pasada, Morales ya avanzó su intención de endurecer las vías para reclamar la salida al Pacífico, después de afirmar que es "una pérdida de tiempo" dialogar con Chile, ya que las conversaciones nunca dieron frutos.

Bolivia y Chile carecen de relaciones diplomáticas desde 1978, pero de 2006 a 2011 instalaron una mesa de diálogo con una agenda de 13 puntos que incluía el espinoso asunto marítimo.

La Paz esperó que Santiago presentara una propuesta "concreta, factible y útil" pero, en su opinión, nunca llegó.

Al concluir la mesa de diálogo, Bolivia conformó en 2011 la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) para estructurar la demanda histórica y jurídica, que buscó el asesoramiento de abogados e historiadores locales e internacionales y que se encargó de redactar el pliego judicial.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo por separado el sábado que el gobierno contratará un despacho de abogados para impulsar el litigio, ya elaborado, bajo la dirección del canciller, David Choquehuanca, y la oficina de Diremar.

En los últimos meses, las relaciones bilaterales han sido tirantes, luego de que Morales llevara su reclamó a foros internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y la ONU.

Por su parte, Chile insistió en retomar el diálogo e instó a Bolivia a bajar su artillería verbal.

La tensión llegó a su punto más alto entre enero y febrero por la detención de tres soldados bolivianos en territorio chileno, que no se percataron de haber cruzado la frontera cuando perseguían a contrabandistas.

Tras días de tensión, Chile liberó a los tres militares, quienes fueron recibidos en Bolivia como héroes.

FUENTE: José Arturo Cárdenas para AFP-Noticias Argentinas