Diario Uno > Mundo > violador

Ató y violó a mujeres: lo condenaron a 897 años de prisión

El violador de California, acusado de secuestros y crímenes contra la integridad sexual en al menos 10 casos, fue condenado a 897 años de prisión

El estadounidense Roy Waller, acusado de múltiples crímenes contra la integridad sexual, y conocido como el "violador del norte de California", fue condenado a 897 años de prisión, informaron medios locales.

Waller fue detenido en septiembre del 2018 por una serie de violaciones y secuestros cometidos entre 1991 y 2006 en California.

Te puede interesar...

Los crímenes quedaron sin resolver durante años, hasta que los investigadores estudiaron pruebas de ADN, recogidas en las escenas, y encontraron una coincidencia con el biomaterial de Waller, lo que llevó a su arresto.

Posteriormente, fue condenado por los 46 cargos que enfrentó. "Siempre hay apelación, pero tenemos toda la fe, toda la esperanza y confianza en el sistema de que morirá en prisión", declararon en la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Sacramento.

Condenan a un VIOLADOR en SERIE a 897 AÑOS de PRISIÓN por 46 CARGOS en EE.UU

"Espero que tenga una vida muy, muy, muy larga", agregó Nicole Earnest-Payte, una de sus víctimas.

En 1991, cuando tenía 21 años, Waller la atacó dentro de su casa. "Ya terminé, él se fue, no tengo que pensar en él ni un segundo más de mi vida y este es el mayor alivio que he podido sentir", dijo Earnest-Payte.

Las autoridades utilizaron sitios web de ADN y genealogía para identificar a Waller, quien fue arrestado en septiembre del 2018 en la Universidad de California en Berkeley, donde trabajó durante 25 años como especialista en seguridad en la oficina de medio ambiente, salud y seguridad.

Las autoridades dijeron en ese momento que estaba relacionado con al menos 10 violaciones entre 1991 y 2006.

Los ataques ocurrieron en todo el norte de California, incluidos los condados de Solano, Sonoma y Contra Costa.

Waller irrumpía en las casas a altas horas de la noche y obligaba a las víctimas a retirar dinero de los cajeros automáticos. Dijeron que ató a sus víctimas y las agredió sexualmente de manera repetida.

La denuncia original involucró a dos víctimas en el condado de Sacramento en 2006.