Diario Uno > Mundo

Actualizaron la cifra oficial de muertos por el terremoto que sacudió a Chile: 723

Chile intentaba hoy ponerse en pie tras un violento sismo y varios tsunamis que borraron del mapapueblos enteros y

obligaron a militarizar algunas ciudades para detener saqueos.

Te puede interesar...

Esta tarde, la cifra de muertos por la catástrofe en Chile subió a 723

personas, informó el lunes la Oficina Nacional de Emergencias. Hasta el momento, el número de

muertes confirmadas ascendía a 711.

La industria minera, crucial para una de las economías más sólidas de América Latina, se

sacudía el polvo y reanudaba las operaciones. Los mercados financieros tienen previsto abrir hoy,

48 horas después de que el país fuera estremecido por un terremoto de magnitud 8,8, uno de los

mayores de la historia.

Pero el caos reinaba todavía en las regiones del centro de Chile, donde decenas de miles de

personas pasaron la segunda noche a la intemperie por temor a las réplicas, después de que el sismo

demolió casas, derrumbó puentes y alteró sus vidas.

"La catástrofe es enorme (...) hay un número todavía yo diría creciente de personas

desaparecidas", dijo la presidenta Michelle Bachelet.

Bachelet despachó unos 10.000 soldados hacia las regiones de Maule y Bío-Bío para impedir

saqueos y facilitar la distribución de ayuda para 2 millones de damnificados.

En Concepción, la segunda ciudad de Chile 500 kilómetros al sur de Santiago y una de las más

golpeadas por el sismo, miles de personas sin luz, agua ni alimentos saquearon tiendas y

supermercados. Algunos aprovecharon el caos para robar televisores e incluso lavadoras.

El Gobierno intentó controlar la situación imponiendo el toque de queda en la

ciudad de 670.000 habitantes, donde en la madrugada del domingo soldados patrullaban las calles

desiertas y custodiaban los comercios.

160  chilenos fueron detenidos por diversos delitos

Al menos 160 personas fueron detenidas la noche del domingo al lunes en la ciudad de

Concepción, la más afectada por el terremoto que devastó el centro-sur de Chile, donde se decretó

toque de queda nocturno para evitar saqueos, dijo el subsecretario de Interior Patricio Rosende.

La medida forma parte del estado de excepción por catástrofe dispuesto el domingo por lapresidenta Michelle Bachelet para garantizar el orden público y la entrega de ayuda en las dos

regiones del sur del país más afectadas por el terremoto del sábado, que deja un balance preliminar

de más de 700 muertos. 

El toque de queda no rige para Santiago. 

Fuerzas militares tomaron el control de la urbe desde las 21H00 24H00 GMT) y, con el apoyo de laPolicía, patrullaron durante toda la noche las calles hasta las 06H00 (09H00 GMT) en una ciudad en

tinieblas, sin luz ni agua.

Algunos habitantes, sin embargo, no respetaron la medida. Rosende confirmó que 160 personasfueron detenidas por diversos delitos. El toque de queda es el primero que se decreta en Chile en

20 años tras la caída de la dictadura de Augusto Pinochet.

Una argentina murió junto a su familia en Curicó

Cancillería informó que la argentina Graciela Laikán murió junto a su esposo y su hija en la

ciudad chilena de Curicó. De este modo se convierte en la primera víctima de nacionalidad argentina

en la catástrofe chilena. Según informó el canal de noticias TN, Laikán era buscada por sus

familiares a través del sitio Person Finder de Google y su status la daba como desaparecida.

Mirá la TV chilena en vivo y chateá con la

gente.

Comunicate con los afectados en el espacio de comentarios de este artículo y

también

desde aquí.