Mendoza Lunes, 26 de febrero de 2018

Un espectáculo simple, lucido, prolijo y con mucha música

El espectáculo de la Bendición de los Frutos, que abrió formalmente la Fiesta Nacional de la Vendimia este domingo en Rivadavia, fue simple, pero lucido. Bien coordinado y prolijo, en donde hubo mucha música y textos sencillos que sirvieron para atar cada cuadro.

Se relató en trazos breves la génesis de Mendoza, su geografía, su cultura, su destino agricultor y la importancia de la vid en su matriz productiva. El segundo, a través de diversas historias de productores, contratistas, cosechadores, tomeros, golondrinas, relataron su vida unida con la de la tierra y el vino.

La bendición de las distintas creencias se incluyó dentro del mismo espectáculo, después de que se presentara la Virgen de la Carrodilla.

El primer cuadro de "Historias alrededor de la Vid", fue la presencia de un matrimonio joven, inmigrante soñadores de futuro, unidos por el amor a la viña, después de su arribo en tren.

La segunda escena fue la de dos familias vecinas, de la crianza de sus hijos y el devenir de la vida y los afectos.

El tercero fue el de un tomero, interpretado por el actor Sergio Martínez, que hace un alto en su trabajo, para charlar con el público y contarles sobre su profesión.

Luego se sucedieron las historias de vida, hasta llegar a la bendición y el golpe de reja hecho por el gobernador Alfredo Cornejo.

Dejanos tu comentario