Mendoza Domingo, 19 de agosto de 2018

Roban unas cinco casas por día en San Rafael

Los robos a viviendas tienen a maltraer a los vecinos y a la policía, que por ahora tiene pocas herramientas para combatirlos. Una de ellas es la prevención con operativos y la segunda la ayuda de la comunidad que vía grupos de WhatsApp se mantiene alertas ante cualquier sospecha.

En este ámbito, el jefe de la Policía de San Rafael, Eduardo Algaba, confirmó que "el robo domiciliario es el delito primario en el departamento" y consideró que "las estadísticas indican que no se incrementó y que ahora, por el uso de las redes sociales, se conocen más hechos que en el pasado".

Sin embargo no ocultó la preocupación que existe en la fuerza por esta modalidad que "en épocas de crisis económicas angustia al vecino porque los elementos que se sustraen son más difíciles de comprar".

En números, el comisario dijo que "en promedio hay cinco robos por día a casas y esta cifra se incrementa durante los fines de semana, sobre todo los domingos cuando mucha gente sale a pasear".

La jurisdicción más comprometida es la que tiene la Comisaría Octava, por lo extensa y por la cantidad de casas y habitantes.

En ese sentido "las inmediaciones del barrio Constitución es la zona más afectada" y "en Comisaría 32 también hay problemas, y algunos puntuales en la 38, sobre todo en las cercanías al barrio Isros, donde los vecinos denunciaron varios robos".

En este marco alertó de que "los ladrones buscan dinero y elementos para vender rápidamente como plasmas, celulares, juegos electrónicos, que forman parte de un mercado negro que la comunidad en ocasiones acepta y es cómplice".

La modalidad de robo es siempre la misma: inteligencia previa (el vecino debe estar alerta a individuos desconocidos en el barrio), rotura a patadas de las puertas y/o el escalamiento por medianeras y luego el daño sobre las rejas.

"Nos preocupa la situación, por eso saturamos con operativos algunas zonas puntuales, pero el delito va mutando y el delincuente se va mudando a otras zonas. Por eso es importante que los vecinos estén alertas, conformen grupos de comunicación y enseguida activen la alarma por el 911", mencionó el jefe policial.

Lo cierto es que la sensación de inseguridad está latente en la comunidad y en ese sentido el comisario Algaba señaló que "por suerte son pocos los casos donde los delincuentes entran a casas donde hay moradores, salvo casos donde hay gente mayor que no puede oponer resistencia".