Mendoza Miércoles, 19 de septiembre de 2018

Qué dijo el ex ministro de Paco Pérez que está siendo enjuiciado

Pablo Rousseau, quien condujo el Ministerio de Transporte, está acusado de quemar documentos de esa cartera

Un ex ministro enfrenta un juicio penal por estar acusado de violación de documento público y arriesga hasta 4 años de prisión. El sospechoso es Pablo Rousseau, quien estuvo al frente de Transporte, y que en el inicio del debate aseguró su inocencia.

Rousseau condujo la cartera mencionada, por entonces con rango de ministerio, apenas unos meses y terminando el mandato un delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizó la denuncia en su contra. El ex funcionario asumió en abril 2015 y en noviembre de ese año se lo empezó a investigar.

Puntualmente, se lo acusó de mandar a quemar documentación importante del ministerio. En su momento se mencionó la destrucción de una infracción que les habían labrado por un colectivo que no tenía en condiciones la rampa para discapacitados. Los hechos trascendieron en los últimos días de la transición que hubo entre los gobiernos de Francisco Pérez y Alfredo Cornejo.

El fiscal Santiago Garay tuvo a cargo la causa e imputó a Rousseau por violación de documento público. Este delito está contemplado en el artículo 255 del Código Penal y establece que será reprimido con prisión de 1 mes a 4 años el que sustrajere, alterare, ocultare, destruyere o inutilizare en todo o en parte objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente, registros o documentos confiados a la custodia de un funcionario público o de otra persona en el interés del servicio público. Si el autor fuere el mismo depositario, sufrirá además inhabilitación especial por doble tiempo.

Se defiende

Bajo esta acusación el ex funcionario llegó a un juicio oral que arrancó en Tribunales en la jornada de ayer. a cargo de la jueza Belén Salido y con Sebastián Capizzi como fiscal de cámara. Rousseau, representado por el abogado Roberto Lavado, hizo uso de su derecho a declarar en el inicio del debate y aseguró que los papeles que se quemaron por aquellos días no tenían importancia.

A grandes rasgos, el sospechoso dijo que quiso deshacerse de material sin importancia, apuntes del trabajo y hasta fotocopias de libros personales. Sostuvo que entre todos esos elementos no había expedientes o documentación valiosa.

Luego de su testimonial, fue el turno para que declarara una abogada que por entonces trabajaba en el Ministerio de Transporte. El juicio seguirá hoy y mañana está previsto que se dicte sentencia. Es fundamental lo que aporten los testigos citados, ya que fue muy poco lo que se pudo recuperar de aquellos papeles que habían sido quemados y quefueron encontrados en un tacho de la sede de Transporte, ubicada en calle Tiburcio Benegas al 1700, de Ciudad.

El caso podrá esclarecerse cuando den su versión los empleados de limpieza que fueron a cumplir con esa tarea. Quién dio la orden y de qué documentación se trataba es lo que debe determinar la Justicia.

Antes de estar en Transporte, Rousseau había llegado a la función pública durante el gobierno de Celso Jaque como asesor en Infraestructura, ministerio a cargo de Francisco Pérez en esa época. Como ministro estuvo 8 meses, cuando le tocó remplazar a Diego Martínez Palau.