Mendoza Miércoles, 16 de mayo de 2018

Por el "efecto túnel" quieren acelerar el desarrollo del perilago de Potrerillos

El Gobierno estima que la inversión necesaria será de por lo menos 60 millones de dólares. Enviaron el proyecto a la Legislatura.

Así debería verse el perilago de Potrerillos. Por ahora solamente es una simulación digital.

El Gobierno local estima que habrá que hacer una inversión de entre 60 y 70 millones de dólares para desarrollar el perilago de Potrerillos. Es decir que a valores de estos días, se necesita un desembolso de entre $1.500 y $1.700 millones para dotar de infraestructura turística y recreativa al sector de la margen sur del lago, que en total comprende 1.925 hectáreas fiscales.

Este es el proyecto más grande en materia turística que tiene en desarrollo la Provincia y el primero que avanzará con el nuevo sistema para hacer obra pública, el Programa de Participación Público Privada, conocido como PPP. Este sistema, habilitado por una ley nacional -a la que Mendoza adhirió- permite la asociación entre el Estado y los privados para desarrollar obras de infraestructura.

Ayer se dio el primer paso para avanzar con este plan largamente demorado, porque ingresó a la Legislatura un proyecto de ley, enviado por el Ejecutivo y elaborado por la Secretaría de Ambiente, para darle el marco legal necesario a todo el plan.

Según explicó el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, el proyecto se mandó a la Casa de las Leyes para darles el marco jurídico más seguro posible a los privados que se decidan a invertir.

Mediante esta estructura legal, el Estado ofrece el proyecto y pone la tierras. Los privados, por su parte, desarrollan el proyecto y ponen los fondos. Luego el Estado da la concesión de la obra por un plazo máximo de 30 años a los privados para que recuperen la inversión efectuada.

Lo que se busca es usar la estructura de Mendoza Fiduciaria para conformar un fideicomiso público privado que permita avanzar en el proyecto. La idea es impulsar un concurso para elegir un desarrollador y optar por la mejor propuesta siempre teniendo en cuenta los pilares básicos del proyecto. "Cuidar el agua del dique, porque es la principal reserva para consumo humano del Gran Mendoza; hacer una fuerte inversión en el tratamiento de los efluentes para no contaminar, cuidar el ambiente y preservar el paisaje y privilegiar el uso de energías renovables", detalló Mingorance a Diario UNO.

"Además debe quedar claro que toda la margen del lago seguirá siendo pública, no estará cercada ni limitada por ningún emprendedor. Se podrá llegar hasta el lago tal como se hace actualmente. Todos los desarrollos que se hagan deben respetar esta premisa", destacó el funcionario.

Se tendrán que ver las propuestas para ver qué alternativas presentan los desarrolladores privados, pero en principio se estima que en el lugar habrá interés por abrir algún hotel, por instalar distintos tipos de ofertas gastronómicas, para disponer de espacio para embarcaderos y para la recreación en general.

Habrá un sector para playita

El Municipio de Luján manifestó su intención de hacer una playita similar a la que armaron en la margen del río Mendoza en la zona de Blanco Encalada.

Sobre ese proyecto, Mingorance sostuvo que no se interpone con el resto del emprendimiento porque el lugar dispuesto para esa playita está sobre el extremo del lago, donde quedó sepultado gran parte del antiguo camping del Automóvil Club Argentino. En esa zona hay una planicie natural que será aprovechada para armar una playa de uso recreativo. En el proyecto de desarrollo también participará la UNCuyo, según explicó Mingorance.

Larga historia de dilaciones

Ha pasado una larga historia desde que en el 2001 se inauguró el dique Potrerillos, y que se comenzó a hablar sobre la necesidad de ordenar la explotación en torno al perilago.

En estos 17 años hubo varios intentos, truncos, para desarrollar la zona pero hasta ahora, lo único que se hizo en el 2007 fue el camino que rodea la margen sur del lago.

"Ahora esperemos que se avance en la Legislatura - manifestó Mingorance-; el proyecto es perfectible y estamos abiertos a las mejoras. Es importante que podamos hacerlo lo más rápido posible porque somos conscientes de que la zona necesita un desarrollo ordenado y requiere de infraestructura, mucho más desde el 'efecto túnel'. Nosotros llamamos así al fenómeno que se ha producido tras la apertura del túnel que une la localidad de Cacheuta con Potrerillos, porque se incrementó de forma desmesurada la cantidad de visitantes en la zona, sobre todo los fines de semana", admitió Mingorance.

Dejanos tu comentario