Mendoza Jueves, 7 de junio de 2018

Plantaron un árbol en honor a Catherina Gibilaro

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial del Gobierno de Mendoza plantó un árbol en honor a la periodista de Diario UNO Catherina Gibilaro, quien nos dejó físicamente el 28 de diciembre de 2017.

Fue en el día del periodista, que se celebra cada 7 de junio.

Los inicios de Gibilaro fueron en la Agencia Télam de Córdoba en 1976, cuando sólo tres mujeres ocupaban esos puestos y Cather era una de ellas. Con 29 años se convirtió en la jefa de la agencia, un logro en su carrera pero no el único.

En 1980 fue enviada a Roma como corresponsal en el Vaticano. "Ahí me toca cubrir la noticia policial más importante de mi vida: el atentado a Juan Pablo II, el 13 de mayo de 1981. A las 17.19. Eso no me lo puedo olvidar aunque quiera", contó en una entrevista que le realizamos tras su jubilación.

De la mano de su marido Luigi llegó a Mendoza, hizo radio, televisión y gráfica. En 1987, comenzó a trabajar en radio Nihuil y en 1993 hizo su paso a Diario UNO pero nunca abandonó la radio.

"En 1993 ni se pensaba que una mujer podía hacer policiales. No estaba en la mentalidad mendocina eso", recordaba. Un año más tarde se convirtió en la jefa de Policiales, puesto que conservó hasta el día de su jubilación en 2017.

"La Chuchi", "La Tana"; glamorosa y elegante transitó los pasillos de Tribunales como nadie, fue maestra y mentora de una generación de periodistas. Se fue en diciembre. Y este jueves se la recordó en uno de los tantos homenajes que tuvo, tiene y tendrá merecidos.

"Hemos aprovechado este día para plantar un árbol en el Parque General San Martín para recordar a nuestra querida periodista Catherina Gibilaro, hoy en el día del periodista, porque hace unos años plantamos con ella un árbol en Godoy Cruz recordando a Nisman. Ese se secó, me comprometí con ella a plantarlo nuevamente pero lamentablemente falleció. Por eso quería hacer esto y además aprovecho para saludar a todos los periodistas en su día", afirmó el secretario Mingorance.

Dejanos tu comentario