Mendoza Viernes, 5 de octubre de 2018

Millonario acuerdo para un juez que se accidentó en el Poder Judicial

La particularidad del caso es que el acuerdo con la ART debe ser homologado por sus compañeros de cámara. Además el patrocinador fue su propio hijo.

Antonio Sánchez Rey es juez de la Quinta Cámara Laboral. En 2017 tuvo un accidente de trabajo: se golpeó el brazo con un portón, por lo que inició una acción legal y llegó a una acuerdo con la Aseguradora de Riesgos de Trabajo Provincia (ART). La suma que cobraría es de $4,5 millones si sus compañeros de cámara lo homologan.

El caso tiene varias particularidades. La primera es que se accidentó en mayo de 2017 y el 11 de septiembre de 2018 llegó al millonario acuerdo con la ART. Dicho acuerdo está listo -en tiempo express- para ser homologado por los jueces de la cámara laboral que integra.

La segunda particularidad es que el abogado de Sánchez Rey es su hijo, Diego Sánchez Azcona, quien cobraría varios cientos de miles de pesos (algunos dicen que llegaría al millón de pesos) por representar a su padre.

El caso fue confirmado por el Poder Judicial. Llama la atención que el 11 de septiembre se haya presentado el acuerdo en la Quinta Cámara Laboral (a esta cámara la causa llegó por sorteo) y que el 14 de septiembre Sánchez Rey se excusó de resolver el caso. Sin embargo, los camaristas, Viviana Gil y Jorge Rolando Consolini, no se apartaron. Además el 1 de octubre el convenio entre las partes se remitió a Fiscalía.

Un detalle fue que el encargado de llevar el expediente al Ministerio Público fue el mismo secretario privado de la cámara y no un ordenanza, como se estila.

Otro punto llamativo es que los propios involucrados reconocen que se encuentran incursos en las causales de sospecha establecidas en el artículo 14 inciso 2 del Código Procesal Civil y se lo hicieron saber a Provincia ART, que sin embargo no pidió su recusación.

El accidente laboral

En mayo de 2017 un portón de la calle 9 de Julio perteneciente a un edificio del Poder Judicial atrapó el brazo de Sánchez Rey, quien permaneció aproximadamente 20 minutos trabado. En base a las lesiones sufridas inició su reclamo. La particularidad del caso se genera porque de las siete cámaras existentes, por sorteo, salió la Quinta que él mismo integra.

Si bien Sánchez Rey se excusó, sus colegas y compañeros no lo hicieron y ahora deben homologar el acuerdo.