Mendoza Martes, 27 de noviembre de 2018

Mendoza terminó de pagar una de las deudas de Paco Pérez

El Gobierno de Mendoza abonó la última obligación de pago de los Títulos de Reestructuración de Deudas 2015, los cuales tuvieron que ser emitidos para afrontar la deuda flotante y la deuda no registrada generada en la gestión anterior.

Al cierre de 2015, la Administración Central de Mendoza mantenía un saldo de deuda flotante de $4.965 millones, a los que se sumaron $1.475 millones de organismos descentralizados, lo que totalizaba $6.440 millones.

Debido a la consistente dilación en los procesos de pago por falta de recursos y exceso de gastos, el Gobierno mantenía gran parte de esta deuda flotante con proveedores de bienes, prestadores de servicios y contratistas de obras. Otra parte importante correspondía a retrasos en las transferencias a la ART, la OSEP, sindicatos y mutuales.

La existencia de este tipo de deuda generaba enormes perjuicios tanto para los proveedores como para el Estado provincial y la economía de la Provincia en general. La interrupción de la cadena de pagos impactaba directamente en la actividad y adicionalmente generaba incertidumbre en diversos sectores.

Para el pago de la deuda flotante se exigió a los proveedores realizar un proceso de verificación de sus créditos. Una vez cumplimentado este paso, la Provincia utilizó distintos modos de pago de acuerdo con el monto adeudado a cada proveedor.

A los más de mil proveedores que verificaron deudas inferiores al millón de pesos se les pagó en efectivo con fondos obtenidos por la Provincia en operaciones de financiación de corto plazo.

Más noticias