Mendoza Jueves, 27 de septiembre de 2018

Marcelino Iglesias fue por las rejas de los barrios semi privados

Guaymallén comenzó a retirar los cierres de los llamados barrios "semiprivados" porque sostiene que están dentro del espacio público. Le tocó al SPUNC.

Los vecinos del barrio SPUNC (Sindicato del Personal de la Universidad Nacional de Cuyo) se encontraron el miércoles en la mañana con empleados de la Municipalidad de Guaymallén sacándoles las rejas que rodeaban las viviendas, las cuales habían sido puestas por ellos mismos y "que nos costó pagar", contaron.

Este barrio, que tiene unas 70 casas, está ubicado sobre las calles Urquiza y Cochabamba, en el distrito de Villa Nueva, y siempre tuvo un cierre con una tela de obra. Pero hace tres años, los vecinos decidieron remplazarla por rejas más resistentes que de alguna manera les brinde seguridad, aunque explicaron que los portones siempre están abiertos.

Cintia Brucki, directora de Planificación de la Municipalidad de Guaymallén, explicó los motivos que llevaron a sacar las rejas: "Hace rato que venimos haciendo la apertura de las calles públicas que en su momento los vecinos cerraron por un tema de seguridad. Es algo que no se puede hacer, va contra el Código Civil".

La notificación, que llegó en el mismo momento en que se procedía al retiro de las rejas, fue otro de los hechos que molestaron a los vecinos. Sin embargo, Brucki dijo que "no es necesario notificar, porque es espacio público y el Municipio no tiene que pedirle autorización a nadie para sacar algo del mismo espacio público del Municipio".

Además del argumento de respetar los espacios públicos, la funcionara de Guaymallén agregó que había una cuestión de seguridad con la empresa distribuidora de la electricidad. "Teníamos un tema con Edemsa, que nos ha mandado una carta documento exigiendo el retiro de estas rejas porque están dentro de la franja de seguridad de un transformador".

Los vecinos tenían, junto a la notificación, la copia de una carta documento (fechada el 4 de junio de este año) en la que esta empresa prestadora del servicio eléctrico notificó a la Municipalidad "sobre un cierre perimetral de reja metálica invadiendo la zona de seguridad del electroducto, sin respetar las distancias mínimas de seguridad" que determina la ley correspondiente.

Celeste Susso, vecina, contó que "el transformador estaba sobre Urquiza, pero enfrente. Cuando lo cambiaron de lugar ya estaba el cierre. Es decir que ellos (por Edemsa) lo colocaron sobre la tela que había antes".

Solamente se sacó un tramo de estas rejas, ya que ante la intervención de los vecinos y de la propia directora de Planificación se llegó a un acuerdo para frenar los trabajos. "Los vecinos nos pidieron una instancia a la cual accedimos, pero vamos a continuar con el retiro de las rejas", contó Brucki.

A estos barrios habitualmente se los llama "semiprivados", aunque esa definición no existe, ya que "son privados o públicos", dijeron desde la Municipalidad de Guaymallén.

En algunos casos, varios de estos complejos habitacionales hasta han colocado barreras y personal de seguridad en los ingresos. Ellos también se verían afectados por esta disposición municipal de liberar lo que ellos consideran un espacio público.

Los otros barrios aún no han sido notificados

Al menos en esa zona de Villa Nueva, el barrio SPUNC fue el primero al que comenzaron a sacarle el enrejado, aunque desde la Municipalidad explicaron que "todos los barrios que están con cierres en calles públicas están en la misma situación. Vamos a seguir avanzando en todos, no es solamente este.

Anoche se realizó una reunión entre los vecinos de este y otros barrios que estarían en la misma situación. Adolfo López, presidente de la Unión Vecinal del barrio Parque Urquiza, comentó que no han recibido ninguna notificación ni han sido emplazados.

De todos modos, y teniendo en cuenta lo que sucedió en el SPUNC, están alertas a lo que pueda llegar a pasar.

Son varios los barrios que por una cuestión de seguridad decidieron colocar este tipo de rejas divisorias.