Mendoza Martes, 28 de agosto de 2018

Malargüe se declaró "provida"

En uno de sus artículos asegura que el médico que realice abortos será removido de su cargo

Malargüe se declaró como un departamento "Pro-Vida" y prohibió que médicos realicen prácticas de aborto, aún en los casos avalados por el Código Penal.

Según la ordenanza hecha luego de una visita de Organizaciones de Malargüe y de San Rafael, el espíritu de la ordenanza es "la convicción de que el aborto no es una solución para la mujer, sino que constituye una grave lesión a su salud física y psicológica". En el mismo artículo, señala que los profesionales que intervengan en la práctica abortiva, serán removidos del cargo que desempeñan.

La ordenanza también crea el Área de Protección de la Mujer Embarazada y del Niño por nacer y establece que deberá atender a mujeres "situación de vulnerabilidad", estableciendo que estas son aquellas en las que se vea perjudicada "la salud física y psíquica de la medre", aquellos casos en donde el embarazo sea producto de una violación, las situaciones en donde las circunstancias económicas, culturales y familiares dificulten llevar el embarazo adelante o en los que una mujer posea una discapacidad o haya una malformación fetal o sea menor de edad.

Según lo que establece la norma aprobada, un trabajador social tendrá la tarea de decidir si la mujer debe ser incluida en "el sistema de Protección" que le otorgará las prestaciones básicas.

Más noticias