Mendoza Sábado, 1 de septiembre de 2018

Los hipertensos medicados no cuidan su estilo de vida

Lo indica un informe de la Universidad Maza, que detectó en un grupo de pacientes malos hábitos alimentarios. El sedentarismo, el consumo de cafeína y el tabaquismo son otros problemas que se comprobaron.

Los pacientes hipertensos que toman medicación no tienen en cuenta el control de factores de riesgo relacionados con la alimentación y el estilo de vida. Así lo indica un estudio realizado por la Universidad Maza sobre los hábitos de vida de personas con hipertensión arterial (HTA), uno de los factores de riesgo que más influyen en la enfermedad cardiovascular (ECV).

El informe mostró una baja ingesta de frutas, verduras, pescados, lácteos, frutos secos, legumbres y cereales integrales, alimentos que son fuentes de potasio, magnesio, calcio, fibra y omega 3.

Además encontró en las personas encuestadas, que tienen un estilo de vida sedentario y consumen cafeína, alcohol, tabaco, snacks, fiambres y panificados que son productos ricos en grasas saturadas, grasas trans, azúcares y sodio y pobres en vitaminas, minerales y fibra.

"Los pacientes, al estar medicados, no toman en cuenta los factores de riesgo como dieta inadecuada, sedentarismo y tabaquismo. Por ello se hace imprescindible una buena educación en estos aspectos. Los cambios terapéuticos de estilo de vida deberían ser no sólo el paso inicial sino también una constante al tratar la hipertensión arterial y, por extensión, la enfermedad cardiovascular", señaló Agustina Resa Pi, licenciada en Nutrición, quien encabezó el estudio.

La especialista señaló que cuando no es hereditaria "puede evitarse perfectamente con una alimentación sana y completa y actividad física periódica".

La nutricionista aconsejó tener controles médicos, ya que juegan un papel crucial en el tratamiento de la HTA. También es muy importante trabajar con equipos multidisciplinarios que incluyan a profesores de educación física y psicólogos, entre otros, con el fin de poder brindar a los pacientes un mayor apoyo, contención y motivación para incentivar a una mayor adherencia al tratamiento dietético.

Qué es

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica no transmisible (ECNT), que se caracteriza por su larga duración y lenta evolución. Es frecuente y afecta a un tercio de la población adulta. Se produce por el aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida.

Además no da síntomas durante mucho tiempo y si no se trata puede desencadenar en complicaciones severas como infarto de corazón, accidente cerebrovascular, daño renal y ocular, entre otras complicaciones. Se puede evitar si se controla adecuadamente.

Muchas personas tienen la presión arterial elevada durante años sin saberlo. Existen dos medidas: la presión arterial sistólica (PAS) o máxima y la presión arterial diastólica (PAD) o mínima.

Se considera presión arterial alta (hipertensión) cuando la medición máxima es mayor o igual a 140 y la mínima es de 90.

La medicación es sólo una parte de ese tratamiento. Por eso se insiste en llevar un estilo de vida saludable.