Mendoza Lunes, 12 de marzo de 2018

Los desajustes técnicos que complicaron la Vendimia

En el último día del show hubo artistas amontonados sobre un escenario mientras tocaba la banda invitada. Los drones que faltaron, luces que no se consiguieron y licitaciones que se hicieron tarde, algunas de las fallas

Sobre el escenario número dos del anfiteatro, uno de los escenarios "de arriba", un grupo de bailarines amontonados y acorralados por una fila de policías, ve el último show Vendimia, el de Los Auténticos Decadentes. Esa escena es la última de la Fiesta Nacional 2018. "No fue un buen final", admite el director de Producción Cultural y Vendimia, Alejandro Pelegrina.En el proceso técnico y de producción para llegar a realizar Constelación del vino se presentó una serie de obstáculos que impidió que la Fiesta brillase con toda la potencia que se habían propuesto los directores, Vilma Rúpolo y Guillermo Troncoso. Los drones que nunca llegaron, el escenario de los cerros que no se usó, los materiales para las utilerías mayor y menor que se entregaron tarde, y grupos de luces que tampoco se consiguieron quedaron en el camino hacia el show.Pelegrina, el funcionario del Gobierno a cargo de la Fiesta, sostuvo que "en términos generales fue una buena Fiesta desde el punto de vista de la producción y desde el punto de vista de lo artístico". "Los artistas en cuanto a logística están bastante conformes", agregó.Para Patricia Baldín, productora ejecutiva de Constelación del vino, cree que se podría haber hecho más ágil todo. "Estaba todo planteado para que salieran todas las licitaciones en octubre, teníamos todo listo, nosotros veníamos trabajando hace un año y medio para que no pasaran las cosas que pasan siempre", opinó Baldín.Los drones que no fueronCon el fantasma de la caída de la grúa sobre sus espaldas y sin poder usar un cluster de luces, el equipo de la Fiesta propuso en su proyecto hacer un uso artístico de drones. La idea no pudo llevarse a cabo y las conclusiones de por qué no se hizo difieren entre Cultura y el equipo vendimial."El staff cuando gana presenta una propuesta de 40 drones en el aire, se la presentó al jurado, no al Gobierno, no al Estado. Apenas ganan, nosotros les pedimos unas diez o doce veces, tanto por notas como de forma oral, que nos dieran las características técnicas de qué tipos de drones, qué efectos querían. Era muy complejo porque no hay oferentes que alquilen, nunca se ha hecho en Argentina", explica Pelegrina.El funcionario dice que en las referencias que les dieron en el coloquio que, aclaró, está grabado, desde el staff nombraron como ejemplos a shows de Lady Gaga. "Cuando uno ve ese video que referencian, están los drones pero fueron filmados sin público antes, se mezcla en la televisión", agrega. Pelegrina afirma que además la ANAC es clara en cuanto a las condiciones técnicas exigidas para otorgar los permisos. "Licitamos una vez y no se presentó nadie, licitamos cuando nos pasaron las condiciones técnicas en diciembre y ya era tarde y no se presentó nadie. El staff nos tiene que detallar qué es lo que quiere, en qué consiste, tiene que ser posible de ser prestado en la República Argentina y tiene que colocar un precio de referencia. Ellos colocan como referencia $750.000 y nosotros duplicamos el monto porque no se ha usado nunca y menos bajo la administración de la ANAC. Cuando nos cansamos lo licitamos con información en general y duplicamos el monto", continúa Pelegrina. y cuenta que volvieron a licitar en tres días y se presentó la Asociación Mendocina de Profesionales de Danza. "Uno de sus asociados tiene experiencia en drones y nos presentó el permiso de volar drones, pero nosotros necesitábamos el permiso para los 40 drones. Le dimos 72 horas para que completara todo, vencidas las 72 horas aparecieron permisos parciales. Nunca se iba a cumplir, no es que era tarde", asegura.Sin embargo, para Patricia Baldín el uso de los drones sí podría haberse realizado. "En principio eran 40 drones y se fue modificando la propuesta y es algo totalmente nuevo. Fue difícil encontrar la gente que necesitábamos, no fue fácil nuclearlos, pero estaban, se logró todo el papelerío que se necesitaba una semana antes de la Fiesta, incluso los permisos de la ANAC, estaba todo listo aunque no fue con el tiempo necesario. Nos dio mucha pena. Se podría haber hecho, a último momento estaba todo como para hacerse", opina.Además de los drones, cuenta que tampoco les consiguieron unas luces tipo estrellas que "eran muy especiales". "Completaban el panorama de lo que es la constelación, consideraron que era muy caro y se fue dilatando y en la dilación, la empresa se fue a hacer otros espectáculos", comentó.El escenario que no se usóSobre los cerros se había proyectado un quinto escenario que, finalmente, no se usó y cuya estructura igualmente quedó en pie. Una decisión que se tomó horas antes de la Fiesta. "Se lo propusimos nosotros al staff para que no se juntara tanta gente, ellos aceptaron pero tuvimos problemas del alisado del terreno y las máquinas de vialidad trabajaron mucho y no se logró el estado óptimo, no era adecuado", explicó Pelegrina."Priorizamos el tema seguridad, que los bailarines estuvieran seguros y cómodos y no se sentían seguros, lo más importante es que los artistas estuvieran tranquilos, tenía que ser una fiesta sanadora, no íbamos a correr el riesgo de que se complicase todo al final", agregó Baldin.La productora sostuvo que la designación de los supervisores que envía Cultura se hizo tarde y que eso impidió ir "viendo algunas cosas con tiempo". "Si hilamos fino podemos sacar algo positivo que no sea echarnos en cara nada más, eso no está bueno, no te suma", comentó.Licitaciones tardeDesde el staff de Constelación del vino señalaron que una de las principales complicaciones que tuvieron fue la de las licitaciones de vestuario y utilería mayor y menor, que se hicieron tarde. "Hubo un consenso al respecto, eso no fue bueno para la Fiesta", opinó Baldín.Artistas acorraladosSobre el episodio de los artistas vallados por la policía, Pelegrina dijo que lo que se mandó a hacer fue quitar a los artistas de arriba de la pantalla de LED. "Sí hubo un cortocircuito en la comunicación, no queríamos que sufriera la pantalla de LED. Queda desprolijo y no fue la mejor solución, pero el comienzo fue de que traten de sacar a los artistas, no es un buen final", admitió.