Mendoza Martes, 26 de diciembre de 2017

Logística, infraestructura e impuestos encarecen al vino

Son los factores que más inciden en la brecha de precios, según la Cámara Argentina de Comercio y Servicios

Que, en comparación con economías de la región u otras de características similares, la brecha de precios en Argentina lleva a que el costo del vino sea 31,2% más alto que en Chile o el 27,6% más que en Australia es apenas uno de los datos que relevó la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). En referencia a la industria vitivinícola, el informe da cuenta de que los costos logísticos, la infraestructura y la falta de acuerdos comerciales internacionales es lo que genera desventajas competitivas. En su cadena de valor para la elaboración del precio final del vino, la CAC pone en primer término a la logística e Infraestructura, ya que los gastos de transporte terrestre y para exportar. Por ejemplo, relevó que el país debe abonar U$S0,21 por botella, frente a los U$S0,07 de Chile y los U$S0,15 de España. Otra de las variantes, que exportar vino fraccionado a China, sumando los costos terrestres, marítimos y los aranceles es cinco veces más caro que lo que le representa a Chile, y el 30% más caro que España."El flete de Mendoza a Buenos Aires cuesta igual que de Buenos Aires a Róterdam. Argentina compite con países muy afilados en el tema logístico que son competidores directos como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Chile. El costo también tiene que ver con quien competís", aseguró Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina, agregando que hacen falta mejoras en caminos y servicios portuarios para bajar costos, y haciendo hincapié en los beneficios que traerían los ferrocarriles.Con respecto a las desventajas en materia de competitividad, Walter Bressia de Bodegas de Argentina, dijo: "No somos competitivos hoy en los segmentos que deberíamos serlo. Sobre todo en la parte media de la pirámide de exportación, referida a los vinos de U$S2 a U$S3 FOB, segmento que viene creciendo mucho y que nosotros, por la estructura de precio, no lo podemos recuperar ni aprovechar". Esta situación, según este referente, se ve alentado por la inflación "que no termina de estabilizarse", como dijo, y por las últimas dos cosechas de uva que han sido magras, llevando a que los valores fueron muy altos.Además, en lo que respecta a Logística, Bressia agregó: "Notamos una duplicidad de impuestos. Pagamos uno en el mercado interno, que lo volvemos a pagar en los costos de flete por el combustible. Preferiríamos que existiese alguna forma en que los fletes con destino a puertos facturen combustible a otros precios".Según la CAC, otros de los factores que inciden en el costo argentino para el vino, son los impuestos y el costo laboral. Con respecto al primero, señalan que el eslabón primario es el que soporta la carga impositiva más significativa, ya que el precio final del productor contempla alrededor del 12,2% en concepto de aportes y contribuciones y pago de impuestos. En cuanto al costo laboral, hablan del 38,5% del precio del productor.

Dejanos tu comentario