Mendoza Jueves, 23 de noviembre de 2017

La vida contada en un museo

El museo de Ciencias Naturales y Antropológicas Juan Cornelio Moyano está dividido en tres salas: del hombre, de la biodiversidad y de la Tierra. Alberga la historia de la vida y en esta nota te invitamos a conocerlo.El recorrido permite conocer el pasado, descubrir las costumbres de los pueblos originarios y entender la necesidad de cuidar el medio ambiente, el delicado equilibrio que existe entre los elementos del universo entre otras cosas.Está ubicado en el extremo sur del lago del parque General San Martín, y desde que reabrió sus puertas se renovó en su totalidad. Aprovecharon al máximo las nuevas vitrinas, la iluminación, las temperaturas adecuadas, para exponer los objetos que son parte de nuestra cultura y que en cada paseo los mendocinos disfrutamos a pleno. Leslie White, antropólogo estadounidense con un gran conocimiento acerca de la evolución cultural dijo que: "Los museos podían actuar como termómetros, medir el grado de cultura y sensibilidad de los ciudadanos y de los gobernantes", por ese motivo es que tenemos que valorar estos espacios de arte en nuestra provincia.No caben dudas de que allí se aprende sobre la flora, la fauna, el hombre, las etnias del mundo, los pueblos originarios y la necesidad de cuidarlos y protegerlos para que no desaparezcan.La tierra, la biodiversidad y el hombreLa TierraEn esta sala, la historia comienza con el origen del universo, desde la gran explosión pasando por el Sistema Solar, la Tierra, la formación de las montañas y la evolución del ser humano. La biodiversidadEsta sala arranca con la explicación del concepto, relacionado con la variedad de formas en que se organiza la vida en el planeta y con los peligros de perderla por la destrucción de hábitat.El hombreUn recorrido por nuestro árbol genealógico con los primates hasta el hombre actual, en una línea de tiempo que abarca todas las culturas, pero con un especial énfasis en las andinas. Esta sala es un recorrido por nuestra historia y un homenaje a los pueblos originarios.

Dejanos tu comentario