Mendoza Miércoles, 23 de mayo de 2018

La Unión Industrial de Mendoza repudió la agresión contra una funcionaria de Ambiente

En la noche del martes, la directora de Protección Ambiental de Mendoza fue insultada por un grupo de personas tras exponer en una chlar sobre estimulación hidráulica

La Unión Industrial de Mendoza (UIM) repudió la agresión sufrida por una funcionaria de la secretaría de Ambiente por parte de un grupo de 40 personas que se oponen al fracking.

En el comunicado, la organización "repudia enérgicamente las prácticas de agresión e intimidación que llevaron adelante algunos grupos que se autodenominan "ambientalistas", hacia quienes piensan distinto a su ideología".

Al mismo tiempo aseguran que estas personas "actuaron de forma violenta y patotera" explican que la actividad donde estuvo la funcionaria agredida antes de que se desataran los hechos fue organizada por la Cámara de Comercio de San Rafael, y "era parte de una serie de charlas abiertas a la comunidad, para abordar la temática del fracking, una práctica lícita sobre la cual la Provincia ha dispuesto normativas relativas a su control y seguridad ambiental. Una primer charla fue realizada por el Secretario de Ambiente (Humberto Mignorance) y el Subsecretario de Energía (Emilio Guiñazú)". "A estas charlas, donde democráticamente se exponen criterios, puntos de vista, y argumentos veraces, los violentos decidieron no participar, porque sus argumentos no están en la razón, sino en imponer por la fuerza y el miedo. Optaron por la agresión y la intimidación hacia los funcionarios y quienes los acompañaban".

Finalmente, el comunicado concluye: "Desde la Unión Industrial de Mendoza, reafirmamos un concepto central que debemos preservar y consolidar: el respeto a las instituciones, reglas básicas de la democracia. Solo así podemos construir un País previsible para el presente y las futuras generaciones. Como sociedad nos debemos la tarea de reafirmar desde cada lugar en el que nos desempeñamos el respeto por las instituciones, sus leyes y sus normas. Esto implica no darle lugar a quienes se arrogan la representatividad bajo meras consignas como "somos el pueblo" o "la comunidad", pues la historia ha sido muy dura con nuestro País cuando estas prácticas de acción directa logran imponerse frente a la razón, el consenso y el respeto por el otro".

Más noticias