Mendoza Domingo, 13 de mayo de 2018

La suba del dólar condiciona las vacaciones de invierno

Por la crisis cambiaria, en las agencias de viajes locales bajaron notoriamente las consultas para ese receso. Esperan que se normalice la situación de acá a julio.

La idea de muchos mendocinos de tomar un respiro a mitad de año y de disfrutar las vacaciones de invierno ha encontrado un freno ante la crisis cambiara y la suba del dólar. En las últimas semanas las consultas mermaron notoriamente y la gente espera estabilidad para hacer un gasto importante.Diario UNO hizo una recorrida por varias agencias y en todas el panorama es el mismo. Hubo llamados, visitas y requerimientos de precios hasta que la moneda estadounidense se disparó y sembró temor en los viajeros."La realidad es que son semanas complicadas y puede ser un año quizás atípico por la relación que hay entre nuestro peso y la moneda extranjera. En estos días la gente casi no se ha acercado a preguntar. Creemos que si se logra un poco de normalidad, el cliente otra vez se va a interesar", explicó Soledad Espósito, de ISC Viajes.Las empresas de turismo ansían que el tema cambiario se corra de la escena a partir de cierto equilibrio, para que la gente confíe en hacer una erogación de dinero a mitad de año. Las esperanzas están puestas en que faltan casi dos meses para el receso invernal, que en Mendoza será del 9 al 20 de julio."Veníamos bien hasta que se frenó todo por el tema del dólar. Esta semana ha sido muy tranquila, con poco trabajo. Entendemos que si no hay cambios importantes en la economía, el mendocino se va a entusiasmar y va a viajar. Esperamos tener una buena temporada cómo todos los años", señaló Juan Moreno, encargado de la empresa Holding.De no lograrse la estabilidad cambiaria, una opción para el viajero será hacer un gasto gasolero y vacacionar en el país y no en el exterior."La fluctuación de lo internacional a lo nacional es una posibilidad. En el contexto que hoy tenemos, escatimarán en gastos o esperarán hasta último momento para ver cómo sigue la situación", expresó Zamira Muratti, de Martur.Las emisoras de viajes están a la expectativa de lo que pueda ocurrir esta próxima semana, ya que entre lunes y miércoles será el Hot Sale, en donde muchas ofrecerán promociones y ofertas."Todos están especulando con el movimiento del dólar, se nota la disminución con respecto a otros años. Si hay tranquilidad, otra vez se va a empezar a mover. Julio es temporada alta y siempre hay buenas reservas", contó Vanina Formaini, de la empresa Beatriz Cabrera."En general, hay muchas consultas y pocas ventas. Hace dos semanas que se ha frenado estrepitosamente el movimiento, por el cambio. Se siente la baja, pero esperaremos, todavía falta para las vacaciones", aseguró Mariana Laciar, de Huarpe Viajes.El Caribe y las CataratasCómo casi siempre ocurre, los mendocinos este año piensan en inclinarse hacia los típicos destinos turísticos para el receso: las playas y el calor del Caribe, o el clásico de las cataratas de Iguazú.Para ir al exterior, hay que pensar en desembolsar unos 2.100 dólares en promedio por persona, para pasar 7 noches todo incluido. Lo más requerido es el Caribe, Brasil y el ahora de moda Bayahibe, en República Dominicana. Entre las opciones que les siguen aparecen Europa y, para algunos, Estados Unidos.En lo nacional, las cataratas se mantienen como un atractivo de esta época, al igual que las termas de Río Hondo. Alternativas muy pedidas también son Bariloche y el resto de La Patagonia. Allí los paquetes van de los 10.000 a los 20.000 pesos, dependiendo el destino, el confort y el medio de transporte que se elija.Una opción siempre más económica es viajar en el propio vehículo.

Dejanos tu comentario