Mendoza Miércoles, 1 de agosto de 2018

La maestra que denunció misas en una escuela estatal, fue desvinculada

Soledad Díaz se manifestó en contra de la interrupción de clases para dar homilías y señaló que, tras hacerlo, los directivos del establecimiento educativo comenzaron a hostigarla.

Soledad Díaz, la docente que denunció que se daban misas en la primaria de la escuela estatal Pedro Scalabrini, fue desvinculada del establecimiento educativo ubicado en El Sosneado, San Rafael. La maestra defendió el carácter laico de las escuelas del Estado, según lo establece la Constitución y aseguró que por ello sufrió hostigamiento por parte de los directivos.

Díaz forma parte de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (A.P.D.H.) y denunció ante la DGE y el INADI, que una vez al mes se utilizaba el comedor para dar misa y que el director suspendía las clases para que fueran. Señaló que también se daba catecismo cuando es una escuela estatal, a la que le corresponde dar una educación laica.

Manifestó, que tras haber objetado las acciones implementadas en el colegio, el director Mario Cebadera comenzó a hacerle sufrir persecución y hostigamiento laboral.

La joven de 33 años se desempeñaba como maestra suplente, de segundo y tercer grado, desde marzo. Su reemplazo era porque la docente titular estaba de licencia por maternidad, y ayer cuando cambió la razón de licencia, Soledad, esperaba continuar al frente del aula, pero no fue así.

"Me citaron en la regional y el supervisor me leyó el acta en la que establecían que no podía continuar en el cargo por todos los apercibimientos y actas que me habían labrado. Sin derecho a defensa ni nada, me desvincularon", explicó

Indicó que aproximadamente le labraron cuatro actas y dos apercibimientos. Expresó que todo fue inventado e injustificado. Afirmó que ninguna de las dos cosas pueden ser utilizadas como motivo de baja, ya que hizo los descargos correspondiente a todas, menos a las últimas dos porque le negaron la copia.

"Comenzó una andanada inusual de reproches injustificados. El acoso se profundizó cuando se dio a conocer a través de la prensa, que la APDH denunció el 5/7/18 ante el INADI y ante la misma Dirección General de Escuelas, actos discriminatorios bajo la responsabilidad del Director", señaló un comunicado de la ONG.

Desde la sede provincial del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, dijeron que en este caso no pueden actuar de oficio. El titular, Daniel Di Giuseppe, manifestó que no pueden intervenir hasta que la docente presente una denuncia y explicó que es así porque la acción afecta puntualmente a una persona, no a un grupo de dente no identificable y masivo.

Díaz expresó en dialogó con Diario Uno, que desde el ente se comunicaron con ella y se pusieron a disposición.

Explicó que junto a su abogado presentaron una denuncia por acoso laboral y agregarán una segunda denuncia por privación de su derecho a defenderse, castigo y por la restitución en el cargo. Además, aseguró que también harán una presentación ante el INADI.

El hecho que desató el caos

El titular del INADI, Daniel Di Giuseppe, recordó que la Constitución provincial marca claramente que la educación es laica.

El abogado de la APDH, Carlos Lombardi, denunció que en la escuela primaria Pedro Scalabrini una vez por mes en el horario de clases, se realizaba una misa a cargo de un sacerdote de la Iglesia Católica, a la que todos debían asistir. Según declaraciones también se dictaban clases de catequesis a los menores que se encuentran albergados en el único establecimiento educativo de la localidad de El Sosneado, al sur del Departamento San Rafael.

Di Giuseppe dijo que ante lo ocurrido en la escuela, se presentó la denuncia en la institución y se abrió un procedimiento administrativo, donde el denunciante presenta pruebas, testigos. Y también se le da la oportunidad de hacer su descargo a la parte acusada, para que pueda ofrecer sus pruebas, sus testigos y se cumpla su derecho a la defensa.

"Está en proceso el caso, a sola denuncia el INADI no puede comprobar un hecho. Todavía no está resuelto si sucedió o no sucedió", afirmó.

"Nosotros defendemos la diversidad religiosa y que rija en la escuela pública lo que marca la ley. Obviamente en este caso en particular la opinión del instituto va a ser a partir del dictamen", añadió.

La voz de la DGE

Durante este miércoles, autoridades de la DGE se reunieron con el supervisor del colegio Pedro Scalabrini. Horas más tarde, desde la cartera emitieron un comunicado para respaldar la versión de las autoridades de la escuela señalando que Soledad García se encontraba cubriendo una suplencia que finalizó el 31 de julio.

"A partir del 1° de agosto, la institución comenzó los trámites para realizar un llamado para ocupar este cargo", indicaron.

Además aseguraron que la docente "tiene una serie de incumplimientos y apercibimientos por distintos motivos durante su desempeño en la institución".

Con respecto a la realización de misas en el edificio escolar, se inició una investigación. "Analizaremos el caso y determinaremos las responsabilidades", aseguraron desde la DGE.

Más noticias