Mendoza Sábado, 24 de marzo de 2018

Importaciones: "Que entren, pero no en exceso ni subsidiadas"

Miguel Acevedo, titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), participó en el Foro Empresarial del BID. Minimizó diferencias con el Gobierno nacional y avaló sus políticas contra la inflación.

Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), celebró estar en Mendoza y ser parte de la 59ª Asamblea Anual del Banco Interamericano de Desarrollo. No sólo por participar en una jornada clave para el sector como el Foro Empresarial, sino porque entiende que es clave que el interior sea sede para federalizar la economía, "porque en Argentina está muy centralizada".

Aclaró, además, que su visión para los fabriles es optimista y que la industria está creciendo a tres velocidades. También, que su relación con el Gobierno es muy buena y a los cruces que tuvo con el ministro de Producción Francisco Cabrera los tildó de "encontronazos lógicos".

Avaló las importaciones siempre y cuando no sean excesivas ni subsidiadas y dijo que a la inflación no se la puede bajar de un día para otro.

Industria argentina, hoy

"Está a tres velocidades de crecimiento. Hay sectores de la industria que vuelan, como el cemento, la obra pública, las hipotecas, esto último me llama la atención que en Mendoza no está pasando, lo que hace que traccionen muchísimo y que haya consumo. Todo lo que es cemento, hierro, las líneas blancas están con cifras de entre 15% y 20%. La segunda velocidad, que está entre 0,3% y 5%, son alimentos. Todavía está creciendo, pero no a los niveles de lo primero. En la tercera velocidad, que no ha arrancado en estos dos años, están el calzado, textiles, gráficos y la metalmecánica, que es donde estamos tratando de activar más".

Importaciones

"El país no puede pensar en cerrarse al mundo. Lo que tenemos que ver es cómo podemos competir o tener mayor productividad. El tema de las importaciones en el BID o cuando venga el G20 se va a hablar, porque hay una pelea comercial en el mundo. Estados Unidos está diciendo: primero mi país, primero el americano y está cerrando su economía. Nosotros lo sufrimos con los limones, los biocombustibles. Hoy el mundo se impactó con el tema de aceros y aluminios y eso produce una reacción muy fuerte porque los principales socios de ese país, como los miembros de la OTAN o la Unión Europea, sienten que el líder dice ¡arréglense! y se cierra la economía".

Desafíos

"El acuerdo Mercosur-Unión Europea todavía no está con el tema de la carne. Acá en la Argentina eso claramente va a repercutir porque tenemos que abrirnos al mundo. Hemos estado aislados y no se puede estar así, y lo tenemos que hacer muy inteligentemente, para que entren importaciones pero no subsidiadas o excesos. A los que se les cierra mercado en Estados Unidos van a tratar de entrar en otros lados, aunque sea con los costos variables. Es es subsidio. Ahí hay que ser inteligentes. Inevitablemente, yo veo que se tiene que hacer con una coordinación entre el gobierno y las fuerzas productivas. No solo con la UIA, sino con el campo y el comercio".

Costo argentino

"Ahí están los chisporroteos que hemos tenido con el Gobierno en los últimos tiempos. Estamos todos en la misma vereda, incluso la sociedad. Necesitamos que Argentina crezca, que haya más trabajo, que los empresarios paguen los impuestos pero que haya mayor valor agregado en lo que estamos vendiendo y eso va a repercutir en el trabajo. Ahí esta el problema: la sábana corta. Se ha hecho toda una reforma fiscal que es muy buena pero va a repercutir en la producción a partir de 2 a 3 años. En el corto plazo hay acuerdos fiscales con las provincias y las provincias, no Mendoza, aumentaron los Ingresos Brutos, que son los impuestos mas regresivos. Ahí es donde tenemos que seguir discutiendo. Yo puedo ser productivo, competitivo, pero para salir al mundo tengo que tener menores costos, menores impuestos o impuestos que vayan sobre la ganancia y no sobre el trabajo".

Baja de impuestos

"Estamos de acuerdo en que hay que bajarlos, pero el que tiene que tomar decisiones tiene que tirarse a la pileta. Pero en algunas cosas, también puede hacerse en forma gradual. Hay sectores donde se está invirtiendo, como en la energía, porque eso ya estaba muy atrasado. A las decisiones de inversiones individuales las veo todavía muy poco y creo que ahí va a estar el boom porque el que tiene industrias en el país, en otras regiones, el que tiene fierros enterrados en la Argentina va a seguir invirtiendo pero tiene que tener ciertos parámetros: impuestos, logística, una serie de temas que son transversales, no sólo de Mendoza".

Relación con el Gobierno

"La relación es muy buena y si había algún tipo de chisporroteo eso se habló en la reunión con el jefe de Gabinete y el ministro de Producción. Yo soy muy optimista. El secretario de Industria ha pasado a tener mayor injerencia y a apoyar más al ministro en todo en el tema de las cadenas de valor. Y él va a darnos la posibilidad de ver dónde están los problemas y cómo solucionarlos. Ahí tienen que intervenir las provincias, los gobernadores, los intendentes, como los empresarios y los sindicatos. Se ha hecho en petróleo, donde hay acuerdos hasta con los sindicatos. Soy muy optimista a pesar de que tengamos encontronazos, que es lógico y debería ser normal".

Inflación

"Es fundamental combatirla. Hemos tenido reuniones con el presidente del Banco Central y respeto mucho su posición. Yo veo que la inflación no es solamente por un tema monetario sino que hay una inflación de costos. Hay una dispersión de precios increíble, porque hemos tenido precios fijos porque no había un mercado de oferta y demanda correcto. El peso tiene que recuperar su fuerza. Hoy es el dólar como muchas veces ha sido porque uno cree que es la moneda que va a resguardar la inflación. Eso es lo que hay que combatir. El Gobierno está implementando las políticas que tiene y que puede pero no se puede hacer una política de shock, bajarla de cero de un día para otro. Hay una inflación promedio de 20% y bajarla cuesta, pero creo que el Gobierno nacional está tratando de combatirla".