Mendoza Jueves, 26 de julio de 2018

Es millonario el convenio para la reforma de la Justicia de Mendoza

La Nación rubricó con la Provincia el aporte de $450 millones para levantar el Polo Judicial Penal de Mendoza.

El Gobierno de Mendoza y el Ministerio de Justicia de la Nación firmaron finalmente el convenio por el cual el Estado Nacional aportará la nada despreciable suma de $450 millones para destinar a la construcción del Polo Judicial, que constará de tres edificios que estarán apostados detrás de las cárceles de Boulogne Sur Mer y San Felipe, en Mendoza capital.

La obra ya está en proceso de licitación avanzado. Resta que sean adjudicadas, y se da por descontado en Gobierno que las arrancarán antes de fin de año.

El Polo Judicial será la nueva sede penal de la Justicia mendocina. Allí se mudarán todos los jueces de primera instancia que definen prisiones preventivas y otros conflictos, y los tribunales de segunda instancia, que hacen las apelaciones y los juicios orales y públicos. También estará allí la rama penal del Ministerio Público Fiscal, es decir, las distintas fiscalías que investigan el delito.

La obra tiene un costo total de casi $1.700 millones, por lo que con el aporte de la Nación, la Provincia deberá desembolsar unos $1.250 millones de sus propias arcas.

El traslado de toda la Justicia penal a una sede que estará al lado de las dos cárceles para reos procesados sin condena tiene como fin resolver una logística que demanda tiempo, gasto de personal y combustible, y riesgo respecto de la seguridad.

Instalados allí, los nuevos edificios, que serán tres, el de detención provisoria, el del Ministerio Público y el de las audiencias judiciales, estarán comunicados con un puente para llevar y traer a los presos caminando desde ambas penitenciarías hasta el Polo Judicial.

Como ya la Justicia penal mutó desde hace unos meses a un sistema totalmente oralizado, la demanda de internos que hay que llevar a las audiencias creció enormemente.

Por esa razón, al estar al lado de los dos penales, el traslado será sencillo, rápido y seguro, sin necesidad de que haya que sacar al detenido fuera del complejo. Si los tiempos marchan según lo previsto, la obra estaría culminada a fines de 2019.

Más noticias