Mendoza Viernes, 17 de agosto de 2018

En Godoy Cruz será obligatorio separar los residuos

Es parte de una ambicioso plan ecológico. Entregan bolsas biodegradables en las escuelas

Godoy Cruz sigue apostando fuerte a su iniciativa del cuidado del ambiente, y como ya lo hizo con la instalación de paneles y calefones solares, sumado a la prohibición a los supermercados de entregar o vender bolsas de plástico o nailon, ahora comenzó una campaña para repartir bolsas biodegradables. Es el primer paso para luego incentivar a los vecinos a realizar una clasificación de residuos en origen, con días específicos para sacar cada tipo de basura.

La idea de la Municipalidad es comenzar poco a poco a introducir en las familias el tema de la clasificación y el sacado de los desechos en días puntuales, y que sean los chicos los que eleven la propuesta a partir de la utilización de las bolsas biodegradables.

"La primera entrega fue de 10 mil bolsas y el segundo paso será trabajar con los centros de jubilados y uniones vecinales. Lo empezamos a implementar en las escuelas en las que trabajamos con la huerta orgánica, ya que estamos haciendo capacitaciones para todos los interesados", explicó Diego Coronel, secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos del departamento.

La bolsa, al ser de componentes como almidón de maíz y aceites vegetales, se puede enterrar con material orgánico y en un proceso de no más de 180 días se desintegra y pasa a formar parte del compost de la huerta.

La propuesta comenzó a ejecutarse en la escuela Misiones, pero el programa incluye entregas diarias en unos 30 colegios. Además, todos los que no tengan huerta orgánica pero quieran sumarse podrán hacerlo sin problemas.

Que se sumen los privados

En Godoy Cruz, los supermercados no tienen permitido entregar ni vender bolsas de plástico ni de nailon, pero los que siguen trabajando con esos productos son los minoristas, como los almacenes o los quioscos.

La idea es que poco a poco estos comercios se vayan sumando a la entrega de bolsas biodegradables, ya que por características tienen dimensiones similares y soportan el mismo peso que las clásicas de plástico o nailon.

"Una bolsa plástica demora entre 100 y 500 años en degradarse. El pedemonte de Godoy Cruz estaba plagado de bolsas y hoy ya no hay más, porque no se entregan. Los supermercados lo adoptaron, los ciudadanos en parte sí, pero otros todavía no. Muchos van con bolsa de tela o carritos, pero otro todavía no, y llegan a la caja y se enojan. Son pautas culturales y los cambios son así, no se puede esperar que todo el mundo esté de acuerdo", agregó Coronel.

Separar residuos en la casa

La entrega de bolsas biodegradables en los colegios primarios es el disparador que está usando la Municipalidad para introducir en las familias una exigencia que comenzará a regir desde el 2019, y es la clasificación en origen de los residuos.

La idea es que durante toda la semana se puedan sacar a la calle los denominados residuos húmedos, que suelen ser los sobrantes de comidas, y que el jueves sea el día para sacar los secos.

"Cuando se sacan los residuos a la noche, seguramente hay un poco de yerba, algún sobrante de comida, y un cartón grande o una botella. Cuando ensuciaste el cartón o el papel ya pierde valor. Si se hace el esfuerzo de guardarlo y sacarlo una vez por semana, tiene mucho valor para los que viven del reciclado y la reutilización, que en Godoy Cruz hay con motocargas", detalló el funcionario.