Mendoza Domingo, 30 de abril de 2017

En cuatro años se hicieron 80 vasectomías en hospitales públicos de Mendoza

La mayoría de los que acceden tienen hijos. En contrapartida, OSEP realiza 20 cirugías de este tipo por mes.

De 2012 a 2016 sólo 80 hombres se realizaron en hospitales públicos mendocinos la vasectomía, una cirugía no invasiva que los vuelve estériles y por lo tanto incapaces de dejar embarazada a una mujer.La cifra es muy baja como método anticonceptivo si se compara con la ligadura de trompas. Se estima que por cada 100 de estas cirugías para las féminas, hay 2 vasectomías.Desde el Gobierno provincial se busca sistematizar los datos, que durante varios años no se tuvieron en cuenta y se perdieron. Por esto es que no se sabe con exactitud cuántas fueron en total. "Un motivo es que los médicos contaban con planillas muy precarias para informar sobre la cantidad de estas cirugías. Lo que hemos podido recopilar desde que comenzamos nuestra gestión fue que en 4 años se hicieron 80", explicó Roxana Cabrera, médica a cargo del Programa Provincial de Salud Sexual y Reproductiva. Cualquier hombre que quiera acceder a este método anticonceptivo deberá pasar por una especie de consultoría donde se le explicarán los detalles del método anticonceptivo, y también deberá tener una entrevista con un urólogo."Queremos recuperar el dato. Seguiremos informando en los colegios los métodos anticonceptivos, no sólo la vasectomía, y también seguiremos con capacitaciones", añadió la funcionaria.

Una práctica másEn los hospitales Lagomaggiore y Paroissien, de Maipú, se realiza la mayoría de las vasectomías que corresponden al sector público de la provincia. Esta práctica quirúrgica ambulatoria, que no inhibe el deseo sexual ni la función eréctil, también la brinda OSEP, y en todos los casos forma parte del servicio de urología, es decir que es una cirugía más dentro del área. La Obra Social de los Empleados Públicos fue pionera en poner en práctica este método."Si bien desde hace muchos años se realiza, la diferencia es que antes los pacientes debían pasar por consultas con psicólogos, asistentes sociales y una serie de requisitos que ahora no existen", explicó el urólogo Leonardo Elizalde, integrante junto con Gabriel Costanza del Programa de Salud Reproductiva de OSEP. Aclaró que desde 2013 se hace valer más la decisión del hombre que busca hacerse la vasectomía y por eso solamente basta con una entrevista con el urólogo para poder someterse a la intervención, que tiene mínimos riesgos para el paciente."Es un derecho si es mayor de 18 años. Por supuesto que se le explica en qué consiste, pero ya no pasa por tantas entrevistas como antes. Ahora se acortan los tiempos", aclaró.En el servicio de Urología de la OSEP se realizan aproximadamente entre 20 y 25 vasectomías por mes. En todos los casos son hombres que rondan los 35 años y que ya tienen hijos. Es un procedimiento que dura 30 minutos; el paciente sale del quirófano y se retira a su casa. Se aplica anestesia local y se le indican 48 horas de reposo, hielo y analgésicos."Una vez realizada la cirugía, durante tres meses el paciente debe usar anticonceptivos. Luego se realiza un estudio para ver si hay espermatozoides en el semen y de no haberlos se le da el alta urológico", explicó.Entre las principales complicaciones figuran infección y hematomas, aunque no siempre se dan."Lo único que se hace es cortar el conducto deferente. Se trabaja la bolsa escrotal pero los testículos no se tocan. No produce cáncer, no hay cambio hormonal ni alteración en volumen de semen. El deseo sexual y el orgasmo siguen intactos, ya que lo único que no hay son espermatozoides en el semen", explicó Elizalde, y aclaró que el método es irreversible: "No hay vuelta atrás. Si vemos que hay dolor crónico lo seguimos en la consulta pero por lo general lo vemos dos veces al paciente y nada mas".

Más noticias