Mendoza Sábado, 19 de mayo de 2018

El vino casero, una opción de ayuda para lavallinos

Hay 110 productores que elaboran en promedio 2.000 botellas al año que venden en Mendoza y el resto del país.

Ángel Vásquez (56) es uno de los 110 productores de vino casero de Lavalle que, como la mayoría de ellos, continúan la tradición de sus padres, aquella que consistía en elaborar vino para compartir con sus amigos y su familia.

La diferencia es que Ángel con el tiempo logró capacitación para adecuarse a tiempos más exigentes en producción, y ahora elabora 1.500 litros de ese tipo de vino que fracciona en 2.000 botellas, lo que le aporta a su bolsillo unos $80.000 al año.

Esta actividad, propia de los pequeños productores, representa una ayuda para nada despreciable ya que se toma como un ingreso secundario para las familias. Y se calcula que para la economía del departamento representa unos $14 millones por año.

La cifra surge si se calcula que cada productor produce, en promedio, 2.000 litros de vino casero, que fracciona en botellas de 750ml y suma en total 2.600 unidades. Luego las vende a $70. Esto le representa al productor un total de $182.000 de ingreso bruto. Restándole el costo de la producción, que se calcula en $55.000, el ingreso final es de $127.000.

Detrás de los números, hay un trabajo entre Municipio y productores. En el 2002 surgió desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) la posibilidad de legalizar la actividad permitiendo a los pequeños productores elaborar hasta 4.000 litros de vino casero, con el fin de poder comercializar libremente sus productos en todo el país.

"El Área de Coordinación de Lavalle es la primera que se crea en la provincia y en el país, lo que nos hace pioneros en un trabajo organizado asistiendo técnicamente a cada uno de los elaboradores. Así se conformó el 11 de julio de 2008 la Asociación de Elaboradores de Vinos Caseros de Lavalle", explicó Miriam Quiroga, jefa del área de coordinación entre el INV y la Comuna.

Actualmente, hay 110 inscriptos en el departamento, de los cuales 27 se han unido como asociación civil sin fines de lucro.

"La mayoría vende sus productos en la provincia y también en San Luis, el Norte argentino, Córdoba, Santa Fe, Rosario y Buenos Aires. Esto para el productor no es su actividad principal, pero le deja una diferencia en plata importante que lo ayuda", indicó la funcionaria.

Un tema cultural

Juan Jaime, director de Desarrollo Económico del Municipio, dijo que "hay productores que destinan una parte al vino casero y el resto de la uva lo llevan a las cooperativas. Es una entrada que ayuda a fortalecer el ingreso familiar. Apuntamos a desarrollar una estrategia ligada a lo tradicional y a lo cultural, por eso nuestra gastronomía va de la mano del vino casero, aunque también tenemos muy buenos vinos industrializados".

Comentó que hay muchos jóvenes que ayudan a sus padres en esta tarea, colaborando ya sea en el diseño de etiquetas como en la forma de promocionar el vino y en mejorar la calidad del proceso.

Formación

Con el fin de brindar mayor capacitación, se realiza desde hace 9 años el Seminario Nacional de Vinos Caseros y Artesanales, en donde cada productor no sólo encuentra la posibilidad de enriquecer sus conocimientos con profesionales destacados en el país y en el exterior, sino que también puede intercambiar experiencias e incluso postularse para presentar muestras de sus vinos en el único concurso a nivel nacional que premia a los vinos caseros y artesanales. Este año, el encuentro, organizado en Lavalle y avalado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, se realizará en octubre.

Entre los valores agregados de esta actividad, los especialistas destacan el fortalecimiento del arraigo de las familias emprendedoras en su lugar de origen.

Más noticias