Mendoza Domingo, 20 de agosto de 2017

"El principal derecho humano es de la integridad de las personas"

El ganador del Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, pasó por Mendoza y dejó sus impresiones sobre Santiago Maldonado y la actualidad de América Latina

La humildad de los grandes es la cualidad que más se destaca en el activista argentino por la paz y la autodeterminación de los pueblos americanos Adolfo Pérez Esquivel. Quien fue premiado con el Nobel de la Paz en 1981 por su trabajo en defensa de la democracia y su militancia en pos de liberar a los pueblos de Sudamérica de la opresión y de las dictaduras militares, pasó esta semana por Mendoza. Allí fue invitado por la UNCuyo para ofrecer una conferencia sobre el sistema alimentario y productivo y brindar aportes para una política alimentaria sostenible y soberana. En este contexto, Pérez Esquivel dialogó con Diario UNO y no se guardó nada: desde la responsabilidad del Estado nacional en la desaparición de Santiago Maldonado hasta los motivos del avance de los gobiernos de derecha en Sudamérica y el Caribe, y las formas de intervencionismo militar de Estados Unidos y Gran Bretaña sobre nuestro territorio. También consideró al agua y a los alimentos como derechos humanos fundamentales, tanto como la Justicia y el acceso a la salud. -Me gustaría comenzar preguntándole por la búsqueda de Santiago Maldonado, el joven que participaba en una protesta mapuche y desapareció posiblemente en manos de la Gendarmería. -Nosotros, las organizaciones de derechos humanos, nos hemos presentado como querellantes en la causa judicial. Hay noticias que no están del todo confirmadas, pero en el peritaje que hicieron, el ADN, pelos y sangre son de Maldonado en una camioneta de Gendarmería. Fue el juez Guido Otranto. Estamos tratando de ver con la comunidad qué es lo que pasó con este joven. El eje central es encontrarlo. -¿Qué se sabe?-Estuvimos con el hermano y la cuñada conversando y no hay otras evidencias que no sean éstas. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, niega la intervención de Gendarmería, cuando hay testimonios de personas que no hablaron antes por las amenazas del jefe de gabinete de Bullrich, Pablo Noceti. Que incluso me involucró a mí en cuestiones de terrorismo, y de tener vínculos con los kurdos. Yo creo que Noceti estaba en curda (bromea).

-¿Existen antecedentes de abusos de poder de la Gendarmería?-El año pasado sucedió que cuando juzgaron al líder de la resistencia mapuche, Facundo Jones Huala, el mismo juez Otranto, lo hicieron dentro del cuartel de Gendarmería. Nosotros lo cuestionamos y el juez Otranto lo liberó. Pero hace pocos días, cuando se juntó el presidente Mauricio Macri con la presidenta chilena, Michelle Bachelet, a las tres horas de su regreso, vuelven a detener a Huala. Este mapuche va a ser juzgado dos veces por la misma causa cuando ya fue sobreseído y puesto en libertad. -¿Esta fue una decisión del Gobierno nacional?-Es una de las arbitrariedades en las que cae el gobierno de Macri, como ocurre con Milagro Sala, que es condenada antes de ser juzgada. Más allá de si hizo algo condenable o no, no se puede proceder de esta manera porque no existen garantías jurídicas en el país. -¿Usted atribuye estos hechos a que se está dando un avance de las derechas en Latinoamérica?-Definitivamente sí. Si vemos el panorama, el golpe de Estado en Honduras contra Manuel Zelaya y las violaciones tremendas contra la democracia. Nadie dice nada de esto. Cuando fue el golpe contra Zelaya en Honduras, cerca de Tegucigalpa hay una base militar norteamericana muy grande, Palmerola. Entraron 800 efectivos militares más. Dominan la región. Después el golpe en Paraguay que le hicieron a Fernando Lugo, al que le hicieron un simulacro de guerrilla. Y el proceso de derrocamiento de Dilma Rousseff en Brasil. Yo estuve con ella en Brasilia, la apoyamos. El mismo Michelle Temer, el actual presidente golpista de Brasil, reconoce que fue una venganza contra Dilma. -¿Se puede relacionar la aparición de Donald Trump en Estados Unidos con estos procesos?-Si bien lo de Trump fue posterior, sí tiene que ver con toda una política de Estados , que no quiere perder la hegemonía continental. El caso de Venezuela está en esto. Ya hubo intentos de golpes de Estado contra Hugo Chávez. Él me decía que existía una orden de asesinarlo. Un coronel que estaba al mando del batallón que lo tenía detenido, se niega al fusilamiento de Chávez. Pero esto es una constante en Latinoamérica, como es el bloqueo a Cuba durante más de 50 años. -¿Parece ser que nos enfrentamos siempre al avance de Estados Unidos? -El punto es que América Latina tiene grandes recursos naturales, energéticos, acuíferos y hay mucha codicia al respecto. En mayo estuve en las Islas Malvinas. Fuimos 19 personas de la Comisión provincial por la Memoria. Fuimos primero por el reconocimiento de los 123 soldados que después de 35 años no estaban reconocidos. Me impresionó muchísimo en Malvinas -además de ir a los sitios de combate y ver el horror de esa guerra que el pueblo no buscó sino que fue provocada por la dictadura militar- que todas las entradas y salidas de la isla son a través de la Base Militar Británica. -¿Qué lo sorprendió?-Hay una base militar enorme, nos pueden invadir en cualquier momento, con aviones de combate de última generación, más la aprobación por parte del Parlamento Británico, de 185 millones de euros para fortalecer la base militar de Malvinas. Las autoridades argentinas no dicen nada, los medios no lo publican. Lo venimos denunciando. -¿Qué es lo más grave?-Lo que se dice es que existe un submarino nuclear. Lo que sería una violación al tratado de Tlatelolco, sobre la proscripción de armas nucleares en Latinoamérica y el Caribe, y a los acuerdos del Unasur y de la CELAC sobre declarar todo el continente libre de armamentismo y de armas nucleares. ¿Cuáles son las garantías para nuestra vida?-¿No somos conscientes de que estamos rodeados por Norteamérica?-Hay que tener en cuenta que Estados Unidos tiene otras tres iniciativas de intervencionismo sobre América del Sur: la reactivación de la cuarta flota, que tiene base militar en Puebla -Panamá- para Centro América y Caribe. El Plan Colombia y la Triple Frontera. Para decirlo en otras palabras: estamos en el horno, pero con el horno encendido. Es importante que la sociedad tome conciencia para reclamar el cumplimiento de los tratados internacionales, que no se están cumpliendo. Y desmontar esa base militar. -¿Cuáles cree que son las verdaderas intenciones de tener esa base en las Malvinas?-Creo que hay una razón geopolítica y es la vigilancia sobre La Antártida y sus grandes recursos: hídricos, minerales, de pesca. Gran Bretaña y Estados Unidos son socios en esto. Quieren adueñarse de estos recursos. -¿En Latinoamérica podemos alcanzar la paz habiendo tanta desigualdad?-De ninguna manera. La paz no se regala, la paz se construye. Nunca es la ausencia de conflicto. En una guerra, el vencedor impone condiciones al vencido. Eso no es la paz. Eso es el sometimiento. Para llegar a la paz se necesita diálogo, comunicación, respeto mutuo en las relaciones entre las personas y los pueblos. Nadie puede dar aquello que no tiene. -¿Se puede considerar al acceso a la alimentación como un derecho humano restringido hoy a mucha gente?-Hay una confusión con respecto a los derechos humanos. Fácilmente se asocian al hecho de evitar torturas y desapariciones de personas. Pero el principal derecho humano es el de la integridad de las personas: derecho a la salud, a la alimentación, al acceso al agua. Tenemos que cambiar los conceptos. -¿Existe un monopolio en cuanto a la producción de alimentos?-La alimentación mundial se está concentrando en pocas manos. Y es un peligro. Hay firmas que patentan las mejoras -por ejemplo, en la producción de semillas- y quienes trabajaron en esto, pierden sus derechos. Las organizaciones hermanas de derechos humanos todos los años reunimos en la ciudad de Mandirituba, Brasil, alrededor de 1.000 pequeños productores con el objetivo de realizar intercambios de semillas y aportar información sobre mejoras. Así evitamos a Monsanto, que es un delincuente.

Más noticias