Mendoza Martes, 25 de septiembre de 2018

El fuego en el piedemonte está controlado pero no extinguido

Son 18 los brigadistas que continúan trabajando en los cerros aledaños al Arco.

Los cerros del piedemonte continúan ardiendo y, aunque aún no se conoce la magnitud del daño de este incendio forestal que comenzó en la tarde del viernes en el cerro Arco, ya se habla de uno de los más cruentos de los últimos años.

Desde Defensa Civil confirmaron que ya se ha logrado extinguir el 95% de este episodio. Este martes continuaron los trabajos sobre la ladera norte del cerro Gateado y sobre las laderas norte y oeste del cerro Vizcacha.

Allí trabajaron 18 brigadistas con ataques directos, es decir, azotadores y mochilas de agua. El avión solo pudo actuar durante la mañana ya que sufrió un desperfecto mecánico en una de sus ruedas pero esperan tenerlo activo para el miércoles. Daniel Burrieza, director de Defensa Civil, aseguró que las llamas están controladas y han reducido su intensidad pero los distintos focos no están extinguidos en su totalidad.

Los vientos y el calor colaboran para que se compliquen las tareas de sofocamiento. A esto se le suma que las características de la flora mendocina colabora para que el fuego encuentre combustible fácilmente entre las estepas. Sin embargo, esperan que entre miércoles y jueves se pueda dar por finalizados los trabajos.

"Estamos ya muy cerca del final de este incendio. Tratamos que no cruce la ruta 13, que está actuando como un cortafuego, y no llegue al puesto Las Chilcas", señaló Burrieza.

Si bien los pronósticos aún pueden cambiar, algunos cálculos anticipan un episodio de Zonda para el jueves y viernes, por este motivo se intentará