Mendoza Jueves, 6 de septiembre de 2018

Doctor marcaba ingreso y salida en el Central pero no trabajaba

El doctor Armando Jesús Gregorio Visciglia, del área de Comercialización del Hospital Central, fue cesanteado.

Un médico que desempeñaba sus funciones en el Hospital Central fue cesanteado el lunes luego de que una investigación interna revelara que marcaba la entrada y la salida a su horario de trabajo pero no cumplía con el tiempo en el edificio.

Esta no es la primera vez que el implicado comete una falta grave y reiterada. En 2006 ya había sido echado y el caso llegó hasta la Justicia de Mendoza. La Suprema Corte en ese entonces revirtió la decisión y el médico fue reincorporado tres años más tarde, en el 2009.

La novedad se dio a conocer en el Boletín Oficial. Se trata del doctor Armando Jesús Gregorio Visciglia, quien trabajaba para la oficina de Comercialización. En su defensa el médico adujo que realizaba actividades fuera de la planta y dentro del hospital, a fin de confeccionar listas de productos y precios, relativo a su función de auditor.

La investigación fue ordenada por el director ejecutivo del Hospital Central, Ariel Herrera. Comenzó en junio del año pasado luego de que se detectaran irregularidades en mayo. El acusado no habría cumplido con su horario regular de trabajo entre el 1 de enero y el 1 de junio del 2017.

Según el informe del sistema biométrico entraba minutos antes de las 8.30 y salía entre las 17 y las 19. Sin embargo, las marcaciones no coincidían con su presencia real y efectiva en el servicio de Comercialización donde debía cumplir funciones, con una carga horaria semanal de 44 horas, como explicita el informe que se confeccionó.

Sus compañeros de trabajo y la jefa del servicio también aportaron pruebas fundamentales para desentrañar el caso y ayudar a emitir conclusiones. Dieron testimonio sobre la falta de cumplimiento de su labor y despejaron dudas sobre su accionar.

La desvinculación fue establecida por decreto y firmada por el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo y la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli.

Visciglia antes se había desempeñado como médico de guardia en el servicio de Cirugía del hospital y también fue echado tras distintos episodios y malestar entre pacientes, sus compañeros de trabajo y sus jefes, si bien la decisión de separarlo fue después revertida por decisión de la Justicia.

Caso similar

Más de 300 inasistencias entre 2016 y 2017 le costaron a un empleado estatal quedarse sin trabajo. Según salió publicado en el Boletín Oficial del 12 de junio de este año, un empleado llamado Sergio Fabián González, que pertenecía al Ministerio de Gobierno, fue dejado cesante luego de que se le comprobaran cientos de inasistencias de las cuales 90 fueron justificadas fuera de término.

Según los fundamentos de la decisión, el ex empleado no justificó veinte días durante octubre, dieciocho días durante noviembre y cinco días hasta el 13 de diciembre de 2016.

También asegura que, en total, en diciembre de 2016 justificó solamente cinco de 18 faltas. Al revisar más profundamente el expediente, se comprobó que "las faltas sin justificar del agente con más las ausencias justificadas fuera del plazo representan un total de trescientos dos días de inasistencias, de los cuales noventa se justificaron fuera de término".

Posible mafia

En febrero de este año las autoridades de la Comuna de Guaymallén encontraron certificados con serias irregularidades después de encargar una auditoría a las solicitudes de licencia médica presentadas por los 3.200 empleados municipales. Hay en estudio decenas de legajos y ya se han abierto sumarios a varios trabajadores. Dos fueron cesanteados.

El secretario de Gobierno de Guaymallén, Nicolás González, explicó oportunamente que la sospecha que se cierne sobre este accionar es que existe una mafia que otorga certificados falsos. El funcionario señaló, además, que realizarían un segundo relevamiento, más exhaustivo, con el objetivo de ofrecer más pruebas a la Justicia.

Certificados truchos

Roberto David Sánchez en junio de este año fue también cesanteado. Trabajaba en Servicios Generales del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia y presentaba certificados falsos para justificar sus reiteradas inasistencias al trabajo.

Se pudo conocer que mintió más de una docena de veces ya que los médicos que supuestamente le habían firmado los certificados negaron esa acción cuando se investigaba su proceder.

Desde el Gobierno admiten que son muchos más los casos similares que se detectan en el Estado aunque sólo algunos se dan a conocer en los medios de comunicación.

Investigación

Las marcaciones en el sistema biométrico más los testimonios de sus compañeros de trabajo sirvieron para determinar que el empleado de comercialización no cumplía con sus funciones en el hospital como establecía su contrato de trabajo.