Mendoza Miércoles, 15 de agosto de 2018

Del papá de Genaro Fortunatto: "No creo en las lágrimas de nadie"

Estas declaraciones las hizo en alusión al llanto de Julieta Silva durante su testimonio frente a los jueces.

A la salida de la primera audiencia del juicio por la muerte de su hijo Genaro Fortunato, Miguel fue contundente y afirmó frente a la prensa que "no creo en las lágrimas de nadie, sólo en las mías y en las de mi familia", en referencia a las lágrimas de Julieta Silva, la imputada por el asesinato de su hijo y que lloró en su declaración.

Estas declaraciones las hizo en alusión al llanto de Julieta durante su testimonio frente a los jueces.

Este ingeniero cuestionó la versión que dio Silva respecto a la sensación que tuvo cuando atropelló a Genaro, al decir que creyó que era un pozo.

En ese sentido mencionó que "los pozos tienen una geometría determinada, con una depresión en el centro y bordes levantados a la altura del asfalto, es incomprensible que a la velocidad que venía, 30 kilómetros por hora, haya confundido a mi hijo con un pozo".

Es que según Fortunato "a esa velocidad no hay impacto y mi hijo pesaba 85 kilos. Es una locura lo que dijo".

Por último, tuvo palabras de agradecimiento hacia el fiscal Fernando Guzzo y señaló que "estoy muy satisfecho con su actuación, hizo las preguntas que yo hubiera formulado. Me deja muy tranquilo", y agregó que "no me queda otra cosa que confiar en la Justicia, estoy seguro de que esto no fue un accidente".

La acusada llega a ser juzgada con el beneficio de la prisión domiciliaria, algo que en su momento no cayó bien en los Fortunato.

Julieta Silva es enjuiciada en San Rafael. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva es enjuiciada en San Rafael. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva. Foto: Gentileza Prensa Poder Judicial.
Julieta Silva, de 30 años, acusada de atropellar y matar a su novio Genaro Fortunato.
Julieta Silva, de 30 años, acusada de atropellar y matar a su novio Genaro Fortunato.

Un caso que impactó y de repercusión nacional

La jornada inicial del juicio mostró un gran número de periodistas presentes en tribunales parea realizar la cobertura. También medios nacionales transmitieron en vivo la declaración de Julieta Silva, aprovechando la gran tarea del departamento de Prensa del Poder Judicial mendocino, que transmitió en vivo vía YouTube.

Se espera que día a día el marco sea el mismo, en un debate que probablemente se extienda hasta fin de mes con la declaración de más de 50 testigos y las diferentes instancias.

Una de las medidas finales será la reconstrucción del hecho, probablemente en horas de la madrugada y en la salida del bar.

Más noticias