Mendoza Domingo, 19 de agosto de 2018

Acondicionarán la pista de aviones que combaten incendios

Se destrabó un litigio por el terreno que impedía hacer las obras. Invertirán $1 millón para mejorar el lugar y construir un hangar.

Después de doce años de abandono, la pista de Monte Comán (San Rafael) será acondicionada y dotada de infraestructura para la operación de los aviones que combaten los incendios de campo.

Un habitante de la zona que ocupaba y reclamaba como propia una parte del predio impedía realizar esos trabajos y como consecuencia de ello no pudo ser utilizada por los aviones hidrantes durante los grandes incendios que en enero pasado arrasaron más de 170.000 hectáreas en San Rafael y General Alvear.

Recientemente la Provincia llegó a un acuerdo para reubicar a esta persona en otro campo y una vez que desaloje el terreno se podrán comenzar las obras.

El proyecto contempla extender la pista a 1.200 metros y dotarla de un ancho de 40 metros. En la actualidad tiene la mitad de esas dimensiones porque en el momento de su diseño los aviones hidrantes eran más pequeños. También se planea levantar un hangar de 35 metros de ancho por 40 de largo para guardar un avión, el helicóptero, la autobomba y los vehículos de la base Monte Comán de Incendios Forestales.

Para ello reciclarán un galpón situado en el norte de Mendoza que será necesario desmontar, trasladar y volver a montar.

Se invertirá un millón de pesos proveniente de un crédito del BID y se pedirá la colaboración de máquinas de entes provinciales.

"Tenemos que comenzar los trabajos de reacondicionamiento de la pista, estamos muy jugados con los tiempos", porque ya comenzó la temporada de incendios de campo, advirtió Guillermo Ferraris, jefe del Plan Provincial de Manejo del Fuego.

Recordó que "este proyecto viene desde 2006" y "si no nos hubieran usurpado (el predio) ya tendríamos la pista y los galpones".

Aún resta definir si en ese lugar también se construirá la nueva base de Incendios Forestales, que actualmente funciona en edificios y terrenos de la estación ferroviaria de Monte Comán, distante a unos 800 metros. Eso dependerá de si se consiguen más fondos.

La pista está emplazada al lado de una laguna que permite un abastecimiento de agua ilimitado. Ferraris explicó que sólo hay que instalar una bomba que cargará los aviones hidrantes en dos minutos y medio.

En enero pasado las aeronaves que envió el Plan Nacional de Manejo del Fuego debieron abastecerse y operar desde el aeródromo de Alvear, distante a 70 kilómetros del fuego que arrasaba campos de Monte Comán.

Además, el agua era provista por camiones municipales y de Vialidad, lo que demandaba un gran trabajo logístico y de coordinación.

"El costo de la hora de vuelo de un avión de ese tipo ronda los 1.500 dólares. Solamente para ir a buscar agua estábamos gastando una hora de vuelo cuando el incendio lo teníamos a cinco minutos de vuelo. No digo que con los aviones hubiéramos apagado los incendios, pero sí hubiéramos disminuido los daños", ejemplificó el jefe del PPMF.

Más noticias