Mendoza Viernes, 16 de noviembre de 2018

Acceso Sur y Panamericana: la conexión avanza rápido

La obra tiene abiertos varios frentes y en Vialidad son optimistas de poder cumplir con los plazos establecidos.

La obra de conexión entre el Acceso Sur y la ruta Panamericana se hizo desear durante muchos años y soportó decenas de anuncios fallidos. Sin embargo, ahora que finalmente comenzó, avanza a un ritmo mejor de lo esperado y desde la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) confían en poder cumplir con los plazos establecidos en el contrato.

"Es una obra que no puede ir más rápido. Es sumamente compleja porque no solo tenemos una geometría de calles complicadas, sino también tareas difíciles como la construcción de nuevos puentes y un componente social muy importante, porque estamos pasando por arriba de 60 casas", explicó el subadministrador de Vialidad, Diego Kotlik.

A simple vista se pueden constatar los avances de la obra, tanto si se circula por la calle Juan José Paso o San Martín, de Luján de Cuyo, como también si se hace internamente por La Puntilla, donde hay muchas máquinas trabajando en simultáneo atacando varios frentes, y nuevas trazas viales donde había casas o terrenos abandonados.

En los próximos días, si todo sigue al ritmo actual, comenzarán a trabajar sobre las rotondas, que son tres a lo largo de todo el recorrido. La más importante, por tamaño e impacto, es la que estará en la esquina de Paso y San Martín, dada la cantidad de vehículos que circulan diariamente por allí.

"No tenemos mayores inconvenientes, pero en los tres casos caen sobre las calzadas que están en funcionamiento, entonces cuando empecemos a trabajar impactarán al tránsito. Tenemos la expectativa de generar algún tipo de apertura de calles antes de empezar a cerrar. Es un tema de programación de obras", aseguró Kotlik.

La otra obra compleja es la del puente que cruzará el canal Cacique Guaymallén para poder completar la doble vía en todo el recorrido. El objetivo de Vialidad es terminar de colocar las vigas antes de finales de noviembre, de modo tal de poder tenerlo listo a principios de 2019.

El proyecto incluye la construcción de un cantero central amplio, una ciclovía y una pista de running. A eso se sumarán nuevos espacios verdes y mejoras en los pasos peatonales, con recambio total de las luminarias para mejorar la seguridad de la zona.

"Es una obra compleja pero que nos llena de orgullo porque estaba esperando desde hace 40 años exactamente por los mismos problemas que tenemos ahora, pero que encaramos de una manera correcta, no prepoteando, sino trabajando mucho con los vecinos", cerró el funcionario.

Más noticias