Diario Uno > Periodistas

Imputaron a los agresores de los periodistas de Canal 7 por privación ilegítima de la libertad y robo agravado

Quedaron detenidos los dos hombres que golpearon, amenazaron, se apropiaron de una cámara y retuvieron en su finca al periodista Jualián Chabert y al camarógrafo Raúl Zalazar, de Canal 7 de Mendoza

Fueron imputados y quedaron detenidos en Contraventores los dos hombres que, el jueves en la mañana, golpearon, amenazaron de muerte con un arma de fuego, se apropiaron de una cámara de TV y retuvieron durante varios minutos en su finca de Los Corralitos, Guaymallén, al periodista Julián Chabert y al camarógrafo Raúl Rulo Zalazar, de Canal 7 de Mendoza.

Se trata de Horacio Isgró y su hijo, Antonio, quienes desataron toda su ira contra los trabajadores de UNO Medios, cuando ambos fueron a la finca a investigar las paupérrimas condiciones de habitabilidad en las que viven varias familias trabajadoras dentro de sus producciones olivícolas. Una está ubicada en la calle Severo del Castillo al 4100 y otra en callejón Carrasco y ruta 20.

A Horacio Isgró le imputaron "privación ilegítima de la libertad" y dos "robos agravados", ya que a los periodistas primero los obligaron a desnudarse, por lo que se apropiaron de sus ropas y además de la cámara de Zalazar; luego, les sacaron sus celulares.

Este hombre era el que amenazaba con un arma de fuego a Chabert y Zalazar, pero el arma no fue hallada luego del hallanamiento que ordenó la fiscalía de Delitos Complejos, a cargo de Claudia Ríos, que interviene en la causa. Igualmente, pese a que en un principio se dijo que había disparado a la cámara, el aparato no muestra señal alguna de eso.

Por su parte, a Antonio Isgró le imputaron "robo agravado" como coautor de su padre en la apropiación de los teléfonos.Para estos delitos se prevén penas de 5 a 15 años de cárcel, que no son excarcelables. Sin embargo, si los abogados de los Isgró logran demostrar a la Fiscalía que los imputados se someterán voluntariamente al proceso judicial, les darían la libertad por que se priviligia el "principio de inocencia".

En cuanto a las amenazas y la violencia física -según los periodistas fueron golpeados con una barreta de hierro por Antonio Isgró-, estos delitos quedaron subsumidos dentro de la imputación del robo agravado.