Diario Uno > aviso fúnebre

María falleció, pero antes dejó una lista de invitados VIP a su velorio

La mujer, evidentemente enojada, dejó muy en claro quiénes eran los únicos que podían asistir a su último adiós y lo publicó en el diario. Dejó un mensaje para "el resto"

María Paz Fuentes Fernández es una mujer española que falleció el 3 de junio. Era de la provincia de Lugo y poco más se sabe de ella. De hecho, ganó notoriedad y atención con su desaparición física más que cuando estaba viva. Y todo se debe a una lista en la que dejó bien en claro quiénes podían asistir a su velorio y fue publicada en un diario local como aviso fúnebre.

María Paz no estaba en paz. Por lo menos con gran parte de sus familiares, a los que no consideraba familia para nada. "Mi familia no es de sangre" aclaró en el aviso fúnebre que anunció su deceso y detalles de la ceremonia para su partida.

Entre esos detalles armó una lista con las personas que podían asistir a su funeral, velorio, tanatorio y cementerio. También dejó un mensaje para el "resto". Evidentemente María tuvo diferencias y dolores en vida que no pudo solucionar con quienes compartían su sangre. Seguramente se sentía sola y despreciada por ellos y no logró -o no quiso- perdonarlos.

Por eso, ante la inminencia del fin de sus días, María detalló claramente el aviso fúnebre que se publicaría en el periódico tras su muerte, lo cual fue extraño, ya que generalmente son sus deudos los que deben encargarse de esta tarea.

Sin embargo, es común que las personas, antes de partir, dejen sus últimas voluntades escritas para que sus allegados las intenten cumplir.

El aviso fúnebre de María Paz Fuentes Fernández

"Siguiendo mis principios y mi particular manera de decir las cosas, dispongo que: ya que hace mucho que mi familia no es de sangre, impongo mi última voluntad para que solo se deje asistir a mi funeral, en el tanatorio, iglesia y cementerio a las personas que menciono a continuación", escribió para que luego fuera publicado en el diario.

El aviso elaborado por la mujer contiene un listado de 16 personas a la que se les permitió la asistencia a sus exequias y dejó un fuerte mensaje para los que no estaban incluidos: "Al resto de gente que jamás se preocupó durante mi vida, les deseo que sigan tan lejos como estuvieron".

Maria aviso fúnebre.jpg

El aviso no pasó desapercibido para nada y poco tiempo pasó para que fuera publicado en las redes sociales y se viralizara a nivel mundial.

Si bien algunos se tomaron el tema en broma, los comentarios se dividieron entre los que le daban la razón a María y quienes se compadecían por haber terminado sus días con este rencor tan profundo.

"Es triste morir amargado, esquelas como éstas marcan la importancia y la belleza del perdonar" comentó -en tono crítico y en desacuerdo con la decisión de María Paz- el tuitero Carlos González Pérez.

En cambio la cuenta de Twitter @Zdezanahoria publicó al respecto: "También es triste que algunos quieran redimirse en un funeral o velatorio. Lo he vivido y es la situación más incómoda del mundo. Ver que alguien te llora cuando llevaba 30 o 40 años sin saludarte por la calle es hasta ofensivo".