LAS COIMAS K Miércoles, 1 de agosto de 2018

Así era el sistema de recolección y entrega del dinero de las coimas

1.Las órdenes

De acuerdo con la investigación de La Nación, todo empezó a partir de las instrucciones de Néstor Kirchner. La maniobra era ejecutada por integrantes del ministerio de Planificación, a cargo de Julio de Vido, que recorrían kilómetros para recolectar bolsos llenos de millones de dólares que eran coimas de empresarios del sector energético y de la obra pública. Los bolsos terminaban en la Quinta de Olivos, la Jefatura de Gabinete o en el departamento de los expresidentes, en Juncal y Uruguay.

2. El punto de partida

Desde el Ministerio de Planificación el auto conducido por Oscar Centeno, el chofer de Baratta, partía hacia los puntos donde se recolectaba el dinero, como estacionamientos de hoteles, edificios de oficinas o domicilios particulares.

3.La recolección

Los bolsos de dinero se recogieron en más de 30 domicilios.

Una ubicación que frecuentaba Baratta para recibir dinero era el estacionamiento de un reconocido hotel en Puerto Madero, donde un directivo de una empresa constructora entregaba cifras millonarias.

Otras direcciones se utilizaban como "búnkers" o "refugios", donde guardaban los bolsos.

Roberto Baratta y su secretario, Néstor Lazarte, llamaban de "celulares truchos" a las líneas que usaban para comunicarse con distintas empresas.

En algunas ocasiones, luego de recibir el dinero, Centeno se dirigía, con Lazarte, o con el ex asesor del ministerio Hernán Camilo Gómez o incluso el mismo Baratta a bordo, a un departamento ubicado en Ugarteche y Cerviño donde se guardaban los bolsos de dinero.

4.La entrega

En los días siguientes, parte de lo recolectado, tras haber retirado Baratta "su parte", era entregado al fallecido ex secretario de Néstor Kirchner Daniel Muñoz, en el departamento donde actualmente reside la ex presidenta Cristina Kirchner, ubicado en Uruguay y Juncal.

Según describió Centeno en sus cuadernos, cuando los montos recolectados superaban los US$ 2 millones, Baratta y De Vido asistían personalmente a la Residencia de Olivos para entregar, en el quincho de la Quinta, el dinero a Néstor Kirchner para rendir cuentas sobre los montos recolectados y planificar los próximos movimientos. El diario La Nación constantó que todos los ingresos a la residencia detallados en los cuadernos están registrados en los asientos de visitas.

Dejanos tu comentario