En las últimas semanas volvió a ser detenido un hombre que está acusado de abuso de menores. Si bien parecía que iba zafar del expediente que tiene como víctima a un menor de 5 años, un fallo le dio un revés judicial y ahora vuelve a estar en la lupa de los investigadores.

La denuncia se inició a fines de 2018, motivada por la pareja del sospechoso quien aseguró que su hijo de 5 años le confesó que su pareja lo había abusado sexualmente en al menos tres ocasiones en un domicilio ubicado en Godoy Cruz. La fiscal de Delitos Sexuales Virginia Rumbo ordenó la detención del sujeto e incluso logró que le dicten la prisión preventiva días después.

Te puede interesar...

A lo largo de la investigación no se constataron evidencias físicas del vejamen, pero el menor declaró en cámara Gesell y ratificó lo que había denunciado su madre anteriormente.

Desde la Fiscalía se solicitó la elevación a juicio oral bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser la víctima menor de 18 años y por la convivencia, en indeterminada cantidad de hechos -de 8 a 20 años de prisión-. Los abogados particulares del hombre se opusieron a la medida y solicitaron el sobreseimiento del acusado.

En ese último sentido falló la jueza Carolina Rivera, quien consideró que el hecho no ocurrió o al menos no lo cometió el sospechoso por lo que ordenó la libertad -estaba con prisión domiciliaria-.

Tanto la fiscal Rumbo como la asesora de menores aplearon la resolución y en segunda instancia un juez notó cierto errores procesales en su colega. Es por esto que anuló el fallo y por esto el sospechoso volvió a ser detenido -aunque continúa con domiciliaria-.

Ahora, un nuevo juez resolverá si la causa por el abuso sexual en Godoy Cruz está en condiciones de ser ventilada en un juicio oral o no.