Hackers Martes, 8 de noviembre de 2016

Cómo saber si alguien abrió un email

Te traemos una extensión para saber si alguien leyó un correo que le enviaste.

En ocasiones enviar un email resulta estresante. Suena ridículo pero es cierto: la habitualidad que provoca la inmediatez de la hipercomunicación hace que cuando no recibimos una respuesta, y ha pasado un tiempo que consideramos prudencial, nos preguntemos si el correo habrá llegado o no. En redes hay distintas formas de saber si alguien recibió y/o abrió un mensaje, pero esto no sucede cuando enviamos un correo electrónico.

El email no ha encontrado todavía un rival que pueda destronarlo y es utilizado a diario para distintas tareas, especialmente en ámbitos profesionales. Enviar un currículum -o cualquier propuesta que se pretenda seria- a través de WhatsApp o en un mensaje de Facebook (ni hablar de un Tweet) resulta poco verosímil. Esta característica del email, la de utilizarlo con fines más formales o más 'serios' que las redes, hace que la necesidad de una respuesta sea mayor. El problema es cuando esa respuesta no aparece y no sabemos si el correo efectivamente llegó a destino. Si estamos buscando un trabajo o enviando algún comentario importante por correo electrónico la situación puede ser acuciante.

Para situaciones como esa, y en caso de que utilices Gmail, podés contar con MailTrack, una extensión para Chrome y Firefox. Antes que nada es importante la seguridad: sabé que estás dando acceso a una empresa -llena de gente que no conocés- a administrar tu correo y todas las comunicaciones para las que lo utilices, si estás de acuerdo con que eso suceda, avanzá tranquilo. Si te parece extraño recibir una advertencia en la misma nota en la que te recomiendo utilizar este servicio, te digo que si estás usando cualquier webmail (Gmail, Live, Hotmail, Yahoo o el que fuere) o cualquier red como Facebook, WhatsApp, Twitter, Snapchat y similares, ya le diste ese acceso a tu vida a una empresa llena de gente que no conocés. Remarcar esto tiene un sentido: la libertad existe sólo si podemos decidir. Si estás de acuerdo con que eso suceda, estás decidiendo que sea de esa forma.

El trackeo de correos es una técnica muy difundida en el universo del marketing digital, fundamentalmente para aprovechar mejor los recursos ya que enviar emails en grandes cantidades tiene grandes costos, por lo que si los destinatarios no los abren, tenemos dos problemas inmediatos: estamos malgastando recursos y posiblemente estemos haciendo spam, dos situaciones que pueden llevarnos a la ruina.

El 'doble tilde' de WhatsApp puesto en tu bandeja de entrada.
El 'doble tilde' de WhatsApp puesto en tu bandeja de entrada.

¿Cómo funciona?

La técnica del trackeo de correos es bastante sencilla: incluye una suerte de 'estampilla digital' para marcar el momento exacto en que un correo llega a destino y el momento en que es abierto, entre otras informaciones como la IP de quien lo abrió, si lo reenvió, cuántas veces abrió el correo y cuánto tiempo estuvo leyéndolo. MailTrack realiza esta acción colocando una imagen minúscula en el correo que enviás y con eso confirma recepción, apertura y elabora reportes al respecto. Esto tiene un bemol: algunos gestores de correo bloquean las imágenes para evitar infecciones y cuidar nuestra privacidad, algo que es correcto que suceda, por lo que la efectividad no está asegurada, aunque funciona realmente bien.

Para probarla simplemente ingresá en la web de MailTrack, instalá la aplicación y completá el proceso de registro. Verás luego que junto a cada correo en la carpeta de enviados -o en las 'conversaciones', como agrupa Gmail los correos- aparece una doble tilde gris. Que una mute en verde, significa que nuestro correo fue recibido y si lo hacen las dos dos, singnifica que fue abierto.

Algo interesante es que utilizando este servicio contaremos con un panel desde el que acceder a todos los correos que estamos siguiendo, agrupados entre leídos y no leídos, contar con un informe diario y configurar opciones de estadísticas que permiten ver si el destinatario hizo click en los enlaces que le enviamos y distintas alertas en tiempo real sobre lo que hace con el correo que pusimos en su bandeja de entrada.

Los desarrolladores aseguran que no guardan ningún tipo de registro de los correos que se envían, algo que resulta verosímil a la luz de la infraestructura que requiere ese tipo de almacenamiento, pero que no puede ser descartado. De igual manera, este servicio funciona de mil maravillas y te va a sacar de esos horrendos momentos en que la ansiedad te carcome la paciencia.

Probala y contanos tu opinión en los comentarios o a través de Facebook o Twitter.

¡Happy Hacking!

Más noticias