Espacio de marca

Un pequeño gran corazón: enfrentar una cardiopatía congénita

Vittorio Loza Rodio nació con una de las cardiopatías congénitas más letales que requiere múltiples intervenciones en los primeros años de vida. Pero hoy, después de haber sido atendido por especialistas en Córdoba, progresa con una muy buena calidad de vida

Por UNO

Vittorio Loza Rodio nació con una de las cardiopatías congénitas más letales que requiere en los primeros años de vida de múltiples intervenciones. El diagnóstico fue dado en el transcurso de su embarazo, pero hoy evoluciona de acuerdo a lo esperado.

Sus padres, Andrea Rodio y Francisco Loza, y el doctor Alejandro Peirone, hemodinamista pediátrico en Hospital Privado Universitario de Córdoba y referente de cardiopatías congénitas, nos cuentan la historia de Vittorio: desde su embarazo hasta la actualidad.

Vittorio y su pequeño gran corazón

Un día, mientras Andrea y Francisco transitaban un embarazo, recibieron un diagnóstico que les cambió toda la vida: algo andaba mal con el corazón del bebé. Portaba una cardiopatía congénita severa, estenosis aórtica crítica, que después derivó en una hipoplasia de ventrículo izquierdo. “La familia de Vittorio se enteró que su hijo portaba una cardiopatía congénita de las más letales que requieren múltiples intervenciones, al menos tres durante los primeros años de vida”, comenta el doctor Peirone.

El caso de Vittorio llegó al Hospital Privado en la semana 30 de gestación. Sus padres estaban decididos a operarlo en Estados Unidos, pero luego de su consulta al Programa para el Tratamiento de Pacientes con Cardiopatías Congénitas de Hospital Privado Universitario de Córdoba, optaron por operarlo en este centro médico. “Nos brindaron mucha seguridad, nos transmitieron mucha tranquilidad”, destaca Francisco, padre de Vittorio.

Andrea y Vittorio jundo al dr Peirone Hospital Privado Universitario de Córdoba.jpg
Andrea y Vittorio junto con el doctor Alejandro Peirone.

Andrea y Vittorio junto con el doctor Alejandro Peirone.

Hoy, luego de recibir la atención del equipo de profesionales del centro médico cordobés, Vittorio se encuentra progresando acorde a su edad y con una muy buena calidad de vida. Actualmente ya completó todos los pasos para la paliación de su cardiopatía, como la Cirugía de Norwood, la Cirugía de Glenn y por último y por último la cirugía de Fontán-Kreutzer.

Desde Hospital Privado Universitario de Córdoba, el doctor Peirone resalta que en cada uno de los tratamientos que llevan adelante no se trata de solo una enfermedad o un órgano, en este caso se trata de un niño y su familia. “Ellos confían sus hijos a nosotros, y nosotros queremos estar a la altura de responderles y darles la mejor calidad de vida”, cierra el Dr. Peirone.

Para conocer lo que implicó, el doctor Alejandro Peirone y la familia de Vittorio comparten su testimonio en “Tu historia nuestra historia”:

Tu historia, nuestra historia: un pequeño gran corazón – Hospital Privado

Sobre Hospital Privado Universitario de Córdoba

Hospital Privado Universitario de Córdoba es una institución médica ubicada en el centro de Argentina que brinda medicina de excelencia a los pacientes, tanto de manera particular como a través de numerosos convenios con distintas obras sociales del país y prestigiosas aseguradoras internacionales. Se encuentra entre los principales centros de derivación a nivel nacional, abarcando todas las especialidades médicas. Las diferentes áreas de complejidad están a cargo de profesionales destacados con logros únicos en el interior del país.

Su sede central, ubicada en Av. Naciones Unidas 346 de Córdoba Capital, abarca 30.000 m2, está integrada por cinco plantas totalmente renovadas y equipadas con aparatología de avanzada, amplias habitaciones con la mayor comodidad, quirófanos y unidades de última generación.

Para solicitar atención a distancia en esta institución de salud de referencia, comunicarse vía WhatsApp al (0351) 155743914 o completar el formulario online aquí.