Diario Uno > Espacio de marca > ARTAS

La precisión robótica de ARTAS introduce la inteligencia artificial al trasplante capilar

El robot ARTAS evalúa y cuenta pelos por centímetro cuadrado para realizar una extracción armónica, lo que brinda mayor seguridad en cada trasplante

El robot ARTAS nació hace 12 años en Silicon Valley de la mano de ingenieros de la NASA y científicos de vanguardia. Fue creado como una herramienta de avanzada para los profesionales de la recuperación capilar, automatizando y brindando soporte en cada trasplante para asegurar mejores resultados.

Precisión robótica sin descanso

“Lo que proporciona ARTAS es precisión robótica, exactitud y fundamentalmente reproducibilidad”, cuenta Nicolás Lusicic (M.N. 80872), fundador y CEO de Hair Recovery.

Te puede interesar...

El robot puede reproducir los tratamientos de manera exacta logrando los resultados deseados. “Otro punto fundamental es que el robot tiene la misma precisión en la extracción número 1 que en la extracción número 3000”, explica Lusicic.

artas2.jpg
ARTAS cuenta con dos cámaras en su última versión, disponible en Hair Recovery.

ARTAS cuenta con dos cámaras en su última versión, disponible en Hair Recovery.

La inteligencia artificial reduce el error humano

El criterio de cada cirujano puede variar de acuerdo a su forma de trabajar. Si el cirujano extrae una mayor cantidad de pelos que la recomendable, puede sobre explotar el área a tratar. “Empezaríamos a tener un área desequilibrada. La cantidad de pelos que hay que quitar por centímetro cuadrado necesita ser precisa para dar buenos resultados”, cuenta el Dr. Lusicic, y expresa que “El robot brinda precisión y exactitud porque puede realizar mediciones perfectas y ayudar al cirujano a lograr los mejores resultados”.

hair recovery.jpg

El robot evalúa y cuenta pelos por centímetro cuadrado para realizar una extracción armónica, lo que brinda mayor seguridad en cada trasplante. “La mano del cirujano podría dejar espacios vacíos, sin cobertura. El robot asegura un equilibrio perfecto”, completa Lusicic.

Visión estereoscópica con 60 imágenes por segundo

ARTAS cuenta con dos cámaras en su última versión, disponible en Hair Recovery. Las mismas permiten la detección del color y una visión estereoscópica mucho más precisa que la visión humana. “El ojo humano es capaz de medir un objeto 12 veces por segundo, mientras que el robot logra sacar 60 imágenes por segundo” cuenta el Dr. Nicolás Lusicic y agrega: “el robot está chequeando 60 veces por segundo la angulación en la que tiene que extraer”.

Además, ARTAS controla cantidad de pelos por centímetro cuadrado y protege el área donante, sacando los cabellos más gruesos que serán usados para remplazar luego, a los que ya no tienen recuperación en el área de recepción.

Vale la pena destacar que gracias al software Hair Studio, ARTAS puede realizar una imagen simulada a partir de una foto real del propio paciente, proyectando así los resultados que podrá obtener de forma más exacta.

Es claro que los avances tecnológicos han revolucionado a la recuperación capilar para siempre, ayudando a mejorar la calidad de vida de los pacientes de Hair Recovery a un nuevo nivel y proyectando junto a los profesionales la mejor solución (y la mejor manera) de experimentar el real renacer de su pelo.